Desde Sevilla hasta Andalucía, la orquesta ofreció un viaje de la mano del folclor español

Mineral de la Reforma

Un viaje de la mano del folclor español fue lo que la OSUAEH presentó ayer bajo la batuta de Román Revueltas Retes, quien se reencontró con la orquesta después de 16 años.
La OSUAEH abrió el concierto con La procesión del Rocío de Joaquín Turina, la pieza interpretada por las y los 80 músicos de la agrupación es una obra que evoca una de las fiestas más conocidas de Andalucía y Sevilla, en la que la imagen de la Virgen es conducida por un carro con bueyes. La pieza logra transmitir el ambiente festivo y devocional de la procesión.
La siguiente fue el Concierto Serenata de Joaquín Rodrigo, una obra de tres movimientos, “Allegro ma non troppo”, “Molto tranquilo” y “Allegro deciso”, en la que estuvo como invitado el solista en guitarra Mauricio Hernández; durante la plática previa al concierto, se explicó que el segundo movimiento habla de la pérdida de un bebé, incluso en una parte de la obra la guitarra evoca el latido de un corazón.
Después del intermedio, el sonido de las castañuelas comenzó a llenar el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada de Ceuni, cuando la Sinfónica de la Autónoma del Estado de Hidalgo interpretó la Sevilla, Suite Española de Isaac Albéniz, con tintes muy peculiares de España y su parte flamenca.
Luego las emociones y el sonido lleno de color siguieron en el recinto con la Suite I sombrero de tres picos, una pieza magistralmente ejecutada por la OSUAEH en la que, sin partituras, el maestro Revueltas transmitió la esencia y la fiesta de España.
La orquesta de la UAEH terminó la velada con la Suite II sombrero de tres picos de Manuel de Falla, la segunda parte de un ballet de la novela homónima de Pedro Antonio de Alarcón; diversas regiones de España se oyen en la pieza de tal suerte que puede apreciarse un carácter popular del país europeo.
La ovación fue agradecida por Román Revueltas, quien se dijo emocionado de volver a compartir el escenario con la OSUAEH luego de casi 16 años. Los músicos y el director huésped volvieron a interpretar la primera suite del Sombrero de tres picos, el encore de la noche.
La próxima semana la orquesta regresará con un concierto especial dedicado a la celebración del Día de Muertos con Calaverita Sinfónica, con temas clásicos como la Marcha fúnebre de Fréderic Chopin y temas de películas de terror como la clásica Psicosis de Jack Steber.

Comentarios