La parte emotiva fue el cierre
del concierto, cuando la orquesta interpretó
por primera vez en el mundo Prequell, Part I,
del compositor Thomas Rousel

Con la Fanfarria para el hombre común, de Aaron Copland, inició el recital que reunió aproximadamente a 600 personas en el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada

Mineral de la Reforma.- Velada emotiva fue la que la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) ofreció el viernes y que tuvo como principal objetivo reunir fondos para ayudar a los damnificados por el sismo del 19 de septiembre pasado.

Con la Fanfarria para el hombre común de Aaron Copland, inició el recital que reunió aproximadamente a 600 personas en el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada y cuya iniciativa también estuvo a cargo del Voluntariado Universitario de la UAEH y de la Fundación Hidalguense AC.

A esta pieza, le siguió Rusalka, the song to the moon de Antonín Dvořák, con la participación de la soprano Elena Díaz quien interpretó parte de la ópera donde Rusalka es un espíritu del agua que vive en lago o ríos.

Posteriormente, en el escenario apareció Antonio Manzo, que al piano interpretó junto con los 80 músicos de la OSUAEH Rapsodia en Azul de George Gershwin, obra creada por el compositor estadunidense en 1924.

Luego del primer intermedio en donde los asistentes disfrutaron de bocadillos preparados por el chef Aquiles Chávez y el restaurante Sotero, la OSUAEH continuó con el concierto con la Sinfonía Cocertante de Wolfgang Amadeus Mozart, en el que se hizo acompañar por la violista Felisa Salmerón y el violinista Fernando Vizcayno.

Las palmas a ambos solista y a los músicos liderados por Gaétan Kuchta, dio paso a un segundo intermedio con más bocadillos para el público de parte del chef Aquiles.

La ópera continuó el recital, la voz de la soprano Elena Díaz interpretó O mio babbino caro de Giacomo Puccini, aria de la ópera Gianni Schicchi compuesta en 1918 por Puccini y Giovacchino Forzano en el libreto.

Un aria más se escuchó en el concierto, parte de la famosa La Bohème, conocida también como el vals de Musetta, escrita también por el italiano Puccini con la inigualable voz de la soprano Díaz.

Tocó el turno luego de Erika Dobosiewicz quien inició su participación con el tema de la película La lista de Schindler, composición del experimentado John Williams, posteriormente, la violinista continuó con su interpretación como solista con Oblivion de Astor Piazzola para rematar con la majestuosa ejecución del tema de la cinta Cinema Paradiso de Ennio Morricone.

Antes del cierre del concierto, Adolfo Pontigo Loyola, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), acompañado de Gloria Tovar, presidenta del Voluntariado de la máxima casa de estudios y de Rafael Garnica Alonso, titular de la Fundación Hidalguense, agradeció el trabajo realizado para hacer posible el concierto el cual reunió un estimado de 150 mil pesos que serán destinados a las zonas afectadas de los sismos.

Recordó que el lunes pasado se entregó la ayuda que se recabó en el Garzatón, dijo que 24 toneladas fueron repartidas a personas de zonas cercanas a Yecapixtla en Morelos y agregó que otras 24 toneladas más están por salir hacia Chiapas, donde el rector de la universidad de esa entidad recibirá lo donado para luego ser entregado a las personas que más lo necesitan en ese estado.

La parte emotiva fue el cierre del concierto, cuando la OSUAEH interpretó por primera vez en el mundo Prequell, Part I, del compositor Thomas Rousel, mientras en las pantallas se mostraban imágenes de lo acontecido en el país hace ya casi dos semanas..

El 6 de octubre, la Sinfónica de la UAEH continúa con su segunda temporada de conciertos con el recital “Top 10 de música clásica”, bajo las batutas de José Armando León Vásquez y Gaétan Kuchta.

 

Comentarios