OSUAEH y la Noche de Médicos y Músicos

442
OSUAEH,Médicos y Músicos

Mineral de la Reforma.- Con la intervención de médicos del Colegio de Médicos Hidalguense, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) interpretó piezas de compositores como Mozart, Beethoven, Bartók, Sibelius y Bizet, en la gala donde José Esteban González Espíritu fue el solista invitado.

En honor a la celebración del 90 aniversario de ese colegio, la orquesta interactuó con algunos de los miembros de la organización, quienes presentaron algunas de las enfermedades que aquejaron a los compositores.

“El Colegio Médico Hidalguense ha sido una asociación que ha agremiado a los médicos por especialidades, empezó como sindicato médico y después, paulatinamente, fue convirtiéndose en un colegio que ofrece capacitaciones y defiende los derechos de los médicos… queremos agradecer a la UAEH por esta celebración, al rector Adolfo Pontigo Loyola, al presidente del Patronato Gerardo Sosa Castelán y los médico que hoy se dan cita”, expresó previo al evento Juan Francisco Martínez Campos, presidente del gremio.

El recital abrió con la Obertura de las bodas de Fígaro, del austriaco Wolfgang Amadeus Mozart, considerada como una de las mejores creaciones del compositor y una de las óperas más importantes de la historia de la música.

A la obra que aparece como la número cinco en la lista de Operabase de las óperas más representadas en todo el mundo para el período 2005-2010, le siguió la Romanza para violín y orquesta No 2, no sin antes recibir en el escenario del aula magna Alfonso Cravioto Mejorada a José Esteban González Espíritu.

El violinista logró transmitir la gentileza lírica y el lado clásico de Ludwig van Beethoven, la pieza es la primera de dos composiciones; fue escrita en 1798, pero no se publicó hasta 1805 luego de que el compositor hubiera completado la No 1.

Luego de las palmas de la audiencia, el solista OSUAEH recibió un reconocimiento por su interpretación y deleitó a los asistentes con una pieza más; luego, la orquesta dio paso a Belá Bartók con Romanian folk dances.

La obra, en un principio era una suite de seis pequeñas piezas para piano, aunque luego se orquestó en 1917; la pieza rebosa de color étnico y alegría, sus ritmos fueron recogidos de la música folclórica en los alrededores de Belényes y Beiuş en Rumania.

A continuación, la agrupación universitaria continuó con Valse triste, de Jean SIbelius, que al escribirla quiso transmitir la añoranza de su país natal, Finlandia. En principio, el compositor no dio mucha importancia a la pieza y jamás se imaginó el éxito que llegaría a tener.

Para cerrar la velada, la OSUAEH interpretó L´Arlésienne suite No 2, de Georges Bizet, con sus movimientos “Pastorale”, “Intermezzo”, “Minuet” y “Farandole (baile provenzal)”; la OSUAEH tendrá la segunda intervención francesa de esta temporada con Julie Sevilla Fraysse, solista invitada del próximo viernes.

OSUAEH,Médicos y Músicos

Además, la orquesta continúa su preparación para el magno concierto sinfónico con Elefante, el 15 de noviembre en el auditorio Gota de Plata, los boletos para ambos conciertos se encuentran disponibles.

  • El concierto celebró el 90 aniversario del Colegio de Médicos Hidalguense; en la gala, José Esteban González Espíritu fue el solista invitado. El recital abrió con la Obertura de las bodas de Fígaro, del austriaco Wolfgang Amadeus Mozart

Comentarios