El gobierno estatal que encabeza Omar Fayad podría pasar a la historia como el que más agresiones ha emprendido contra la UAEH. Desde que asumió el cargo, la Autónoma de Hidalgo ha padecido acciones que han entorpecido sus actividades cotidianas: desde la retención de recursos de su presupuesto por parte del gobierno estatal, pasando por la iniciativa que busca imponer un órgano de control interno de manera arbitraria, hasta la postura reacia del Ejecutivo estatal en torno a la revisión contractual entre la UAEH y los sindicatos universitarios que llevaron a huelga a la casa de estudios. Y hoy, el gobierno estatal vuelve al ataque para restringir, con ayuda de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim), el suministro de agua a las instalaciones de Ciudad del Conocimiento. Esta última ofensiva contra las instalaciones universitarias, ubicadas en la denominada Ciudad del Conocimiento, muestra al gobierno estatal en turno contrario a que la universidad estatal crezca y sea referente en un estado que brilla por su subdesarrollo. De filón. Ayer “explotaron” decenas de taxistas en la capital del estado, quienes cerraron el primer cuadro de Pachuca con el argumento de que les es muy complicado ejercer su labor. Los trabajadores al volante son víctimas, literalmente, de extorsión por parte de los uniformados municipales. El mundo al revés.

Comentarios