Son jóvenes, toda la vida por delante. Quieren ser periodistas, por eso cursaron nueve semestres de la licenciatura en ciencias de la comunicación en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Me nombraron su madrina y yo decido hacer una ceremonia de bautizo, harán un mejor periodismo, van a superar a la maestra.

Y ahí está Erick Baca Badillo, con su mirada mágica que da a luz fotografías bellas. Me inspira su necedad, pues contra todo decidió ser periodista y será de los mejores del país, no lo dudo.

Guillermo Bello Sánchez y ese orgullo que lo hace brillar porque ya experimentó la pasión de perseguir la noticia. Su voz siempre lo delatará.

Janeth Canales Zenil y sus mil documentos abiertos en su computadora para compartir sus pesquisas porque ya es una verdadera periodista de investigación.

Hugo César Cervantes Mathe y su manera de transformase cada semestre en un mejor estudiante. Estoy muy orgullosa de él.

Irvin Cruz Téllez, perfil de talentoso, paciente cuando lo confundía con otro compañero. Poco a poco se dio a conocer por su nombre y su conocimiento.

Salvador Espino Sánchez disciplinado como nadie, no olvido esos mensajes para que le revisara sus textos periodísticos. Pronto los verá publicados.

Carlos Axl Galindo Galindo. Cuando un alumno ya trae el talento integrado a su manera de respirar y de escribir, solamente queda admirarlo.

Shunashy Guzmán. Nunca pude pronunciar su nombre, pero siempre descubrí en ella una sensibilidad gozosa y provocadora.

Yessenia Mendoza Ramírez. Lean bien su nombre, será pronto la mejor periodista especializada en deportes, es de las que aman el futbol.

Emily Belem Morales Hernández. Mi alumna ideal hecha realidad, cuánto talento, toda la inteligencia, el compromiso de garza, la periodista total.

Frida Vanessa Morales Hernández. Sí, sí, las alumnas ideales existen, su compromiso en cada clase y tarea es total.

Ana Cecilia Pacheco Meneses. Otra alumna ideal. Su estancia en España fortaleció en ella cada sueño.

Arelly Pérez Gómez. Y en ese grupo las alumnas ideales, ella lo hace brillar y latir, cuánta pasión hay en esa universitaria de esplendor garza.

Jesús Eduardo Sánchez Alvarado. Lo recuerdo leyéndome sus cuentos, compartiendo su pasión por el box, escuchando con atención a don Agustín Cadena en su taller de literatura. Otro gran periodista, listo para impresionarnos.

Martín Ángel Trigueros. Siempre equilibró perfectamente trabajar y estudiar. Cumplido y solidario, me ayudó en tantas cosas.

Y en ese grupo, más que también cumplieron, los quiero igual, pero me quedaron a deber una clase, un trabajo, una asistencia, presumir más su espíritu garza: Héctor Alan Gómez Cruz, Elvia Herrera, Amando Macías, Brayan Quintana, Ghislain Rosas, Paola Valencia y Cinthya Villegas.

Gracias por ser y estar.

Comentarios