Río de Janeiro

El clavadista mexicano Rommel Pacheco, quien había levantado la ilusión de lograr una medalla por lo hecho en semifinales, pagó caro algunas fallas, sobre todo en las dos primeras ejecuciones, y acabó séptimo en la final de trampolín de tres metros dentro de Juegos Olímpicos.
Pacheco no inició bien la final pues su primer clavado estuvo pasado y eso le restó muchos puntos para arrancar la primera ronda en el sitio 12. De ahí en adelante, el saltarín azteca tuvo que remar contracorriente.
Con una puntuación de 451.20, el yucateco se quedó fuera del podio, donde el chino Yuan Cao se adjudicó la medalla de oro, seguido del británico Jack Laugher y del alemán Patrick Hausding, quienes obtuvieron plata y bronce, en ese orden.
El saltador asiático tuvo que esperar hasta su última ejecución para asegurarse la primera plaza de la competencia y con ello el metal áureo, que por un momento estuvo en poder del Laugher, quien esperaba una mala actuación del chino.
Sin embargo, Cao se lució en esa última sesión para coronar una buena actuación en esa disciplina y dejar la plata en el inglés y el bronce en el germano, quienes vieron cerca la posibilidad de tener metal de otro color.
Otros que estuvieron por momentos en el podio olímpico fueron el estadunidense Kristian Ipsen y el ruso Evgenii Kuznetsov, quienes se vieron con el bronce colgando al cuello hasta que el chino cambió los planes.

Tras haber
clasificado en segundo puesto después de la semifinal, el yucateco no estuvo fino en sus ejecuciones

Comentarios