nota

Después de las intensas horas de calor en Pachuca, el viento arrecia y la neblina baja por los cerros. Un contraste climatológico digno de la Bella Airosa

Comentarios