Quienes se dedican a robar o a asaltar encontraron en Pachuca un nicho de oportunidad, un lugar en el cual sus actividades delictivas pueden florecer. Al menos así podemos interpretarlo a la luz de los últimos dos robos a la tienda Sanborns, en sus dos únicas sucursales en Pachuca. O de la ola de asaltos a varios negocios de la capital como ha sucedido apenas la semana pasada cuando una tienda de ropa en la céntrica calle de Matamoros fue asaltada, lo mismo que una sucursal de la tienda de helados Santa Clara, también en el primer cuadro de la ciudad capital. Esto, sin que ninguno de los delincuentes fuera detenido. Lo anterior, sin olvidar la ola de robos a distintos fraccionamientos y colonias, también de Pachuca, que han obligado a sus habitantes a colocar rejas y poner mantas en las que se leen advertencias para los hipotéticos delincuentes e incluso amenazas de linchamiento. Tanto que la presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles María del Ángel Sánchez de plano dijo que: “la inseguridad al momento ya es inaguantable”. Autoridades estatales y municipales: ¿Van a dejar que los delincuentes hagan de Pachuca tierra fértil para sus negocios? De filón. Ayer la secretaria de Finanzas Jessica Blancas entregó el Presupuesto de Egresos 2017 al Congreso de Hidalgo. La bolsa para el año entrante contempla 38 mil millones de pesos, además de 4 mil millones de pesos extraordinarios. Lo interesante es que para deuda habrá 600 millones de pesos, esto es el doble del Presupuesto de Egresos destinado para ese renglón durante el año actual, cuando fueron asignados 385 millones 694 mil 884 pesos. El miedo, frente a la crisis que viene, definitivamente no anda en burro.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios