Naim Salgado Diaz

Hoy quiero expresar una preocupación que observo en Pachuca que es el lugar donde vivo con mi familia. Pachuca adquiere cada día un fuerte protagonismo tanto en la realidad política como en la vida económica, social, cultural y mediática.

De modo muy esquemático creo que la tradición administrativa en Pachuca, así como su cultura política no ha funcionado para solventar la pobreza. El crecimiento económico es uno de los principales desafíos que derivan de la globalización. Con eso se demuestra que ha existido una incapacidad de ejecutar políticas públicas adecuadas para solventar problemas actuales y de bienestar social.

Las demandas de la población Pachuqueña se hacen más fuertes todos los días, y sobre todo más complejas, se requiere necesariamente de la concertación entre el gobierno, las empresas, las asociaciones civiles y la sociedad.

Una respuesta frente a la amenaza que supone el crecimiento de la economía municipal son el generar programas y proyectos de carácter físico y territorial, como infraestructuras y equipamientos, que las posicionen competitivamente en un nuevo escenario con planes que generen mayores oportunidades de empleo, negocios con rentabilidad, mejores condiciones de vida a las familias y mayor atractivo para las inversiones y actividades económicas, produciendo así, en muchas ocasiones, una cierta homogeneidad o reproducción de planificaciones en los proyectos de futuro.

Creo que debemos ir más adelante, plantearnos un salto cualitativo en los planes de futuro de nuestro municipio, se trata de conformar un concepto distinto en la parte territorial de Pachuca, donde los elementos distintivos se sustenten en los valores intangibles, en la calidad de vida y en el ambiente social, cultural y educativo, así como en la capacidad de creación e innovación de la misma, frente a una lógica sustentada en la acumulación de inversiones físicas destinadas a aumentar la competitividad económica del territorio, creo que debemos estimular una lógica basada en el desarrollo del conocimiento, las capacidades individuales y colectivas.

Es bastante evidente que la globalización exige la disposición de tecnología adecuada para el desarrollo, la construcción de infraestructuras y la prestación de servicios de calidad. Sin embargo, no es hoy un problema mayor el disponer de las tecnologías adecuadas, más allá del costo que las mismas puedan representar. El problema más importante radica en la capacidad de gestión de esas infraestructuras, de esos servicios y de la ciudad en su conjunto. La buena gestión es, entonces, un factor esencial para potenciar la competitividad del territorio y para mejorar la posición estratégica.

El conocimiento y la innovación aplicadas tanto a la gestión privada como a la gestión pública constituyen un patrimonio indispensable.

Se trata de generar en la ciudad un ambiente propicio y favorable a los cambios, a la transformación, a la innovación. Un cambio de actitud en el gobierno que genere una predisposición positiva en los sectores públicos y privados de la ciudad y en los ciudadanos.

Es necesario la intervención de todos los habitantes de Pachuca y que se tome la iniciativa de una integración social donde todos los actores políticos participemos para el bien de Pachuca.

Creo que es muy desafortunado lo que está sucediendo actualmente en mi querido Pachuca, y eso es la consecuencia de la mala decisión de políticas públicas en seguridad, parte de ese esquema de errores es la poca capacitación de los gobiernos hacia los cuerpos de seguridad, deben de darles mayor preparación, unas adecuadas prestaciones que incentiven más el desempeño, evaluaciones adecuadas y equitativas hacia su desempeño, para darles mayor respeto de la ciudadanía hacia la figura de autoridad.

Comentarios