¿Quién no se ha sentido inseguro al caminar por las calles de la capital de Hidalgo? Al menos 63.3 por ciento de pachuqueños afirmó tener esa percepción. El porcentaje, aunque tuvo una ligera disminución con respeto al primer trimestre de 2018, no deja de superar la media local. Pero, ¿es Pachuca realmente una ciudad insegura? La cifra que arroja la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) demuestra un rotundo sí. Pero en comparación con qué. Por supuesto que si comparamos los aires de tranquilidad que se respiran en Pachuca con respecto a ciudades como Ecatepec, Reynosa, Fresnillo, Cancún, e incluso la Ciudad de México, la tierra del paste es un paraíso. El último reporte de la ENSU revela una ligera baja en la percepción de inseguridad de la población pachuqueña en el último año, después de dos mediciones en las que se había mantenido al alza. Pero en la capital de Hidalgo existe inseguridad, y la ENSU no es la única medición que afirma ese escenario. De acuerdo con el Semáforo Delictivo, en diciembre de 2017, Pachuca concentró 48 por ciento de los robos a negocio cometidos en el estado. Esa tendencia se mantuvo todo el año con la ciudad de los vientos a la cabeza en ese delito. La misma organización, que se caracteriza por la seriedad en sus datos, reportó solo en octubre 88 robos a casa-habitación, es decir, 46 por ciento del total cometidos en la geografía hidalguense. Casi la mitad. El Semáforo Delictivo agrega que hacia el último trimestre de 2017 Pachuca encabezó los delitos de lesiones, con 29 por ciento del total en Hidalgo, mientras que el robo a vehículos se elevó a 23 y la extorsión a 30 por ciento. En respuesta a la ENSU más reciente, el secretario de Seguridad Pública municipal Rafael Hernández dijo que las cifras son “solo una percepción de datos”. ¿A qué se habrá querido referir el funcionario? Hay mucho trabajo por hacer en la no tan joven administración de la panista Yolanda Tellería, no hablemos de los pendientes con comerciantes ambulantes o las protestas por parquímetros, esos temas también están en la hoguera. De filón. En la antítesis del éxito de la administración pública, Hidalgo no solo se posiciona en los primeros lugares por huachicoleo, también en trata de personas y violaciones sexuales.

Comentarios