Pachuqueños respetan uso de cubrebocas, pero no sana distancia

518
cubrebocas

De Guasón, bordadas o sin figuras en varios colores hechas de tela, piel o quirúrgicas, son las mascarillas que la mayoría de la población pachuqueña porta

Pachuca.- De Guasón, bordadas de tenangos o sin figuras en color azul, negro, rosa, hechas de tela, piel o quirúrgicas, son las mascarillas que la mayoría de la población pachuqueña porta en espacios públicos y establecimiento comerciales; no obstante, olvidan guardar la sana distancia.

Es una tarde gris y lluviosa en la Bella Airosa, un día después de que la alcaldía capitalina decretó como obligatorio portar esas protecciones faciales, las personas realizan sus actividades cotidianas como la pandemia se los permite, sin olvidar portar dicho aditamento.

A pesar de que la entidad continúa en nivel rojo en el semáforo epidemiológico, el “quédate en casa” ya es cosa del pasado, pues tanto calles como medios de transporte lucen con una notoria afluencia.

Solos, en parejas o en grupo, los transeúntes llevan su protección, algunos, los despistados que dejaron su cubrebocas en casa o los que continúan escépticos a la enfermedad, no lo traen, pero son los menos, pues por cada 10 habitantes que lo utilizan tres no.

Una joven camina por la calle sin nada en su cara, pero se acerca a una tienda de autoservicio y saca de su mochila una mascarilla para que no le impidan el paso; en la contra esquina, un hombre espera el transporte sin nada que le cubra el rostro y cuando ve que se aproxima desdobla su tela de Guasón y se la pone.

Es sábado por la tarde y la ruta troncal T05 parador del Tuzobús, con rumbo al centro histórico, presenta más del 50 por ciento de afluencia, ya que lleva ocupados todos sus asientos, incluyendo los que traen marcado dejar libre por la sana distancia; sumadas las cinco personas paradas durante el trayecto de Prepa uno a plaza Juárez.

De todos los usuarios que iban en esa unidad, solo dos no llevaban su cubrebocas, y es que a pesar de ser ya una medida obligatoria, en ninguna estación impiden el acceso si no se porta.

Las prisas por salir del Tuzobús y de otros por entrar hacen imposible la sana distancia en la estación Centro Histórico, porque las personas quieren estar en primera fila para alcanzar lugar; sumado a la entrada y salida de la parada, donde se hace hilera para pasar por los torniquetes.

Día del Comerciante, abarrotado el centro

Día del Comerciante, abarrotado el centro Es Día del Comerciante y el primer cuadro de la capital luce abarrotado, familias enteras acuden a hacer las compras del mandado, ropa, zapatos o solo ver los productos que ofrecen los ambulantes instalados en el atrio de la iglesia La Asunción y en los portales de la plaza Constitución.

Con tantos caminando sobre las banquetas en contrasentido, sumado a los puestos semifijos, la sana distancia brilla por su ausencia, aunque en un conteo rápido, por 130 personas con protección facial 35 no la llevaban; sin embargo, de quienes la portaban varios no la traían de forma correcta o se la quitaban para fumar, llamar por teléfono o comer un antojito.

Al interior del mercado Primero de Mayo, un mariachi tocaba diversas canciones a petición de los locatarios que celebraban su día, aunque por la pandemia no fue el festejo tradicional y masivo al que estaban acostumbrados, pero que no podían dejar pasar en este “México lindo y querido”, como entonaba el grupo.

Las personas realizan sus actividades cotidianas como la pandemia y la contingencia sanitaria se los permite

Comentarios