Pachuqueños rompen cuarentena

2793
rompen

A un día de concluir la jornada nacional de sana distancia, los habitantes de la Bella Airosa quieren volver a la normalidad

Pachuca.- A un día de concluir la jornada nacional de sana distancia, los pachuqueños regresan a las calles en un domingo donde, a pesar de la permanencia del cierre de negocios, la normalidad parece retornar a la capital hidalguense.

En el centro histórico, las familias que decidieron salir del encierro, pese a que en el estado la pandemia permanece en etapa crítica, pasean con niños, adultos mayores e incluso se detienen un momento al pie del Reloj monumental para tomarse una foto.

Las cintas de precaución que fueron instaladas por el gobierno local para evitar que las personas permanecieran en espacios públicos ayer fueron ignoradas por completo; así, las bancas de lugares como plaza Independencia o Constitución fueron utilizadas por decenas de personas durante el día.

En los paraderos del transporte público, donde en domingos anteriores solo se observaron cinco o seis personas esperando abordar, esta mañana y tarde al menos 20, la mayoría sin guardar medidas de distancia o uso de cubrebocas, aguardaron recurrentemente.

Por su parte, algunos comerciantes del centro histórico, de negocios considerados no esenciales, acudieron a sus locales para realizar limpieza en espera de que pronto reciban la instrucción para reabrir sus establecimientos, comentó uno de ellos a este diario.

Y es que, en la opinión de algunos, la epidemia parece haber concluido, o al menos, el miedo se disipó, al tiempo que la necesidad de regresar a la normalidad comienza a sentirse con mayor insistencia en la sociedad pachuqueña.

“Ya fueron muchos días encerrados y necesitamos regresar a hacer nuestras cosas; además, en la televisión dijeron que ya se acabó la cuarentena; yo creo que en estos días todo volverá a estar como antes”, expresó un hombre, quien aguarda afuera del mercado Primero de Mayo en espera de su esposa que acudió por las compras de la semana.

En otra esquina, un globero ofrece sus productos a los padres que hoy decidieron volver a sacar a sus hijos; una pareja pasa el rato en una banca; dos jóvenes se sientan en la banqueta para platicar y comer frituras y el uso de cubrebocas se hace cada vez menos presente.

Las cintas de precaución que fueron instaladas por el gobierno local para evitar que las personas permanecieran en espacios públicos fueron ignoradas por completo

Por su parte, algunos comerciantes acudieron a sus locales para realizar limpieza en espera de que pronto reciban la instrucción para reabrir

En la televisión dijeron que ya se acabó el confinamiento; yo creo que en estos días todo volverá a estar como antes”
Ciudadano

Comentarios