Ciudad de México

El presidente estadunidense Donald Trump confirmó los temores de la comunidad internacional.
Desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Trump anunció que Estados Unidos abandonará el Acuerdo de París, el pacto climático vinculante a nivel mundial de reducción de emisiones de carbono firmado en diciembre de 2015.
Bajo el argumento de que el tratado pone en desventaja a su país frente de otros, el mandatario indicó que el país buscará un nuevo acuerdo que beneficie a sus contribuyentes.
“El acuerdo es una redistribución masiva de la riqueza de Estados Unidos hacia resto del mundo”, acusó Trump al explicar su decisión.
“Con el objetivo de cumplir mi solemne obligación de proteger a Estados Unidos y sus ciudadanos, Estados Unidos se retirará del acuerdo climático de París”, agregó.
Sin embargo, el presidente añadió que comenzará negociaciones para reingresar al pacto global o lograr “una nueva transacción sobre términos que sean justos para Estados Unidos, sus negocios, sus trabajadores, su gente y sus contribuyentes”.
Según los términos del acuerdo, la salida estadunidense se desarrollaría durante tres años y medio, dejando abierta la posibilidad de una reversión.
El anuncio llega después de un intenso cabildeo por parte de ejecutivos corporativos, líderes mundiales e incluso del papa Francisco, quienes han instado a Trump mantener a Estados Unidos en el acuerdo para el bien del país y del planeta.
Pero el presidente reiteradamente se comprometió a salir del acuerdo durante su campaña electoral; su anuncio cumple esa promesa.
“Fui elegido para gobernar Pittsburgh, no París”, expresó el mandatario.
En el pasado, Trump ha calificado el cambio climático como un “engaño” y ha criticado el Acuerdo de París como unilateral en contra de Estados Unidos, mientras que los asesores legales de la Casa Blanca advierten que quedarse podría socavar los esfuerzos para rescindir normas sobre las emisiones de carbono y las fugas de metano.
La salida de Estados Unidos conlleva consecuencias ambientales y políticas. Como la nación más rica y el segundo mayor emisor de dióxido de carbono del mundo, Estados Unidos es fundamental para los esfuerzos para hacer frente al calentamiento global.
Empresas tan diversas como Exxon Mobil Corp y Apple Inc, así como Tesla, habían estado presionando al presidente para que permaneciera en el pacto.

Informe

  • Desde el Jardín
    de las Rosas de la Casa Blanca, el madatario anunció que Estados Unidos abandonará el Acuerdo de París, el pacto climático vinculante a nivel mundial de reducción de emisiones de carbono firmado en diciembre de 2015

Comentarios