Padres de Mariana mantienen la esperanza

435
Mariana

Pidieron a la ciudadanía seguir compartiendo su ficha de búsqueda

Tlahuelilpan.- “Hay algo que nos dice que Mariana está viva, pero vamos a esperar los resultados de ADN”, mencionaron en entrevista telefónica Magda Escamilla y Ricardo Zavala, padres de Mariana, la chica de Tlahuelilpan desaparecida desde el 2 de agosto.

Lo anterior, luego que hace dos semanas en el municipio de Chilcuautla se encontrara el cuerpo sin vida de una mujer. Ante eso, Magda y Ricardo hablaron sobre la posibilidad de que el cuerpo corresponda a su hija.

La madre pidió a la ciudadanía seguir compartiendo su ficha de búsqueda “porque en realidad no sabemos si es ella”, dijo refiriéndose al cadáver encontrado en la localidad Tuni y al cual le son realizados los exámenes de ADN para determinar su identidad.

Sobre el avance en las investigaciones que lleva a cabo personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) comentó que ese tema lo revisan los abogados, aunque precisó que “sí hay mucho avance, pero nosotros no podemos comentar nada en ese aspecto porque es secrecía”.

Con voz entrecortada y la angustia de tener una hija desaparecida solicitó que se siga compartiendo la ficha, “tengo la esperanza de que mi hija está viva, no me voy a quedar con lo que me vayan a decir, espero en Dios que mi hija no sea esa chica, pero también lo siento por esa familia”.

Recordó que “Mariana es una joven muy alegre y amorosa con los animales, dulce y con un gran carisma, me abrazaba y me besaba, me decía te amo, muy amable, su sonrisa es lo que más atrae a la gente”.

Por su parte, Ricardo Zavala, padre de la joven desaparecida, agradeció el apoyo desde las redes sociales, los medios de comunicación y toda la gente que se ha mostrado solidaria.

“Tenemos fe en que Marianita está viva, aunque no sabemos dónde esté, encontraron un cuerpo pero ellos están con sus pruebas, no hay nada seguro que sea ella. Estamos angustiados, desesperados, a veces son noches en que no dormimos de pensar cómo estará, en dónde.

“Han sido días interminables y de pesadilla para toda la familia, no comemos porque nuestra niña nos falta, llevamos en el corazón su sonrisa, siempre alegre, muy amistosa, mi hija es de buenos sentimientos.”

Reiteró su gratitud al apoyo de la gente y medios de comunicación, “se los agradecemos de todo corazón, por favor no dejen de compartir, sentimos que está viva, es una angustia desesperante que no se le desea ni al peor de los enemigos”.

Comentarios