Paga Ceremonia la deuda

280
ceremonia
Los asistentes, hasta las 21 horas, eran aproximadamente 22 mil en el espectáculo, que tuvo que ser recortado a 21 artistas

Los beats de Underworld y el encanto de Björk compensaron la demora

JUAN CARLOS GARCÍA /
AGENCIA REFORMA
Toluca

Los beats de Underworld y el encanto de Björk saldaron la deuda del festival Ceremonia con el público que demandaba verlos el sábado y con quienes acudieron al siguiente día.
Después del viacrucis que muchos adeptos al festival hispter por excelencia vivieron tras el cambio de fecha (debido a vientos que podían causar la caída de estructuras del escenario), quien sí llegó, quedó ampliamente satisfecho con los dos estelares.
Antes de la medianoche, la banda británica de electrónica, en el escenario Corona, convulsionó el ambiente con piezas clave de su repertorio como “Born slippy”, “Dark and long” y “Two months off”.
Los músicos bailaron y pusieron a bailar a todos los demás, quienes estaban con bebida en mano.

ceremonia
La cantante islandesa, con creaciones como “Jóga” y “Stonemilker”, en el foro Vans, salió vestida de blanco y con máscara, saltando y moviéndose motivada por los gritos de los fans que se aproximaron a ella y llenaron toda el área.
A diferencia del recital que la multigalardonada estrella dio en el Auditorio Nacional el miércoles pasado, en este sumó a la orquesta de Odilón Chávez, al DJ y productor venezolano Arca, quien tiñó de electrónico y dance el repertorio de cuerdas que tocó de las 21:10 a las 22:30 horas.
Además, casi todas las canciones fueron acompañadas por videoclips adaptados para el show, como el “Quiksand” e “Isobel”.
En “Hyperballad” hubo juegos pirotécnicos y le salieron más palabras que el “gracias”.
“Hola, México. Gracias”, gritó ante el público que primero hizo caso de no usar celulares y, al final, obvió la indicación y entre aplausos se desató con imágenes y videos para subirlos a las redes.
Predominó el orden entre la chamacada que llegó al Centro Dinámico Pegaso y el carrusel montado en el centro del lugar estuvo lleno desde que abrieron puertas y hasta que las cerraron.
Y todavía con el Sol a todo lo que daba, James Blake salió al escenario Corona, a las 15 horas, para darle uno de los mejores momentos a los asistentes con piezas como “I need a forest fire”, “Retrograde” y “My willing heart”.
Andrés Méndez, uno de los organizadores de la reunión musical, reportó que los asistentes hasta las 21 horas eran aproximadamente 22 mil en el espectáculo, que tuvo que ser recortado a 21 artistas, dadas las cancelaciones de las agrupaciones M. I. A., Beach House, Floating Points, Vince Staples, D.R.A.M., Gallant y Madame Gandhi.
Al atardecer, el olor a mariguana inundó diversas áreas de los corredores y ya con el Sol totalmente oculto, la mayoría de los espectadores echó mano de chamarras, bufandas y sudaderas para combatir los 8 grados Celsius de temperatura.
Antes de los estelares, Majid Jordan, Nicolas Jaar y Snakeship contribuyeron a calentar el ambiente, en donde hubo más hipsters treintañeros y veinteañeros en todo el terreno.

Festival

  • Después del viacrucis
    que muchos adeptos al festival hispter por excelencia vivieron tras el cambio
    de fecha, quien sí llegó, quedó ampliamente satisfecho con los dos estelares
  • El festival
    se canceló el sábado debido a vientos que podían causar la caída de estructuras del escenario
No votes yet.
Please wait...

Comentarios