Pachuca

La Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) pagó 7 millones de pesos a “empleados fantasma” y solventó de manera extemporánea 12 millones de pesos en impuestos durante 2014, documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
En dichos casos, José Antonio Turrubiarte Delgadillo, exfuncionario de la SEPH acusado de peculado, firmó documentos para la ASF correspondientes a la cuenta pública 2014 por dichas observaciones millonarias que requerían justificación.
La ASF emitió un pliego de observaciones al gobierno de Hidalgo derivado de presuntas irregularidades en el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal que suman 7 millones de pesos por pagos a empleados con baja definitiva o cuyas funciones no estaban relacionadas con el programa, además de 12 millones por pago tardío de impuestos.
El organismo también emitió dos solicitudes de aclaración por un millón 688 mil pesos del Programa escuelas de excelencia para abatir el rezago educativo.

En ambos fondos, Turrubiarte Delgadillo firmó oficios donde señala al subdirector de Auditoría los recursos federales transferidos, Luis Amaro Corona: “sírvase encontrar carpeta con documentación soporte, correspondiente a la atención de las observaciones generadas en la revisión”.

Los escritos van con copia para Francisco Olvera Ruiz, entonces gobernador del estado; Miguel Ángel Cuatepotzo Costeira, exsecretario de Educación; Flor de María López González, secretaria de Contraloría; Pablo Pérez Martínez, exsubsecretario de administración y finanzas de la SEPH; Rodolfo Picazo Molina, titular de la ASEH; y Enrique Chávez Trejo, exdirector general de auditoría gubernamental.

Educación básica y normal

Como parte del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal, la ASF detectó en Hidalgo pagos a empleados en fecha posterior a la que causaron baja definitiva o que contaron con licencia sin goce de sueldo por 2 millones 609 mil pesos.
Como parte de ese fondo, también detectó pagos a empleados adscritos a centros de trabajo cuyas funciones no están relacionadas con los objetivos del fondo por 4 millones 446 mil pesos.
La ASF presumió perjuicio a la Hacienda pública federal por 12 millones 453 mil pesos por haber realizado pagos de recargos, intereses y actualizaciones por pagos extemporáneos del impuesto sobre la renta y aportaciones de seguridad social que no son financiables con el fondo.
La auditoría señaló 596 mil 643 pesos en pagos durante 2014 a trabajadores que no se localizaron en las visitas físicas a los centros de trabajo, de acuerdo con el informe de resultados que puede ser consultado en Internet.
La ASF concluyó que la SEPH no implementó mecanismos de control para supervisar y autorizar los procesos de remuneraciones del personal, para evitar pagos indebidos.

Escuelas de excelencia

Turrubiarte Delgadillo también respondió a las observaciones del programa Escuelas de excelencia para abatir el rezago educativo.
En este fondo, la ASF pidió al gobierno de Hidalgo aclarar y proporcionar documentación que acredite el registro contable de un millón 350 mil pesos, correspondiente a recursos pendientes por comprobar.
También exige aclarar el registro contable y aplicación de 338 mil 262 pesos correspondientes a recursos pendientes por comprobar.

Detalles

  • En dichos casos,
    José Antonio Turrubiarte Delgadillo, exfuncionario de la SEPH acusado de peculado,
    firmó documentos para la ASF correspondientes a la cuenta pública 2014,
    por observaciones millonarias que requerían justificación

Comentarios