+ Nueva normalidad: suicidio colectivo
+ Entre 130 y 160 mil muertos

El 5 de junio, el vocero gubernamental para enfrentar la pandemia del Covid-19 Hugo López-Gatell dijo textual:

“(El mínimo de fallecimientos) se redondea a 30 mil o 35 mil, y un número catastrófico puede ser de 60 mil…”

Ese día, el número de muertos por coronavirus ascendía a 13 mil 170 en el país, con un nivel de contagios que llegaba a 110 mil 026.

Sesenta días después, y a partir de la denominada “nueva normalidad”, los niveles de fallecidos por la pandemia se salieron de control, multiplicándose y disparándose tanto decesos como infectados. Una “normalidad” precitada y mal planeada que significó, prácticamente, un suicidio colectivo para decenas de miles de personas que tuvieron la necesidad económica de salir a las calles con el altísimo riesgo de contagiarse, ante el abandono del gobierno de apoyar con dinero a millones de familias mexicanas obligadas a la cuarentena, tal y como sí ocurrió en otras naciones: Estados Unidos, Alemania, Chile, etcétera.

Todo falló:

Primero: prácticamente no hubo apoyos económicos ni a las familias ni a las industrias ni a los comercios ni a las micro, pequeñas y medianas empresas. “Si tienen que quebrar, que quiebren”, advirtió el propio López Obrador. Y así fue. Hasta ahora, han quebrado más de 150 mil negocios y 10 mil empresas por los altos cobros de luz y bajas ventas, con el consecuente desempleo que provocará que 12.5 millones de mexicanos brinquen de la clase media a la pobreza.

Segundo: la llamada “nueva normalidad” se dio en países europeos, sí, pero se aplicó justamente cuando el “pico” de contagios que enfrentaban, iba en franco descenso, en picada, o ya se había aplanado. Así ocurrió en Italia, Francia o España. En Estados Unidos no se hizo así. Se dio la reapertura económica y comercial cuando la curva de fallecidos y de contagiados estaba todavía alta, y se desataron las consecuencias: la pandemia se salió de control y seguramente le costará la reelección presidencial a Donald Trump por el desastroso manejo que le ha dado, desde febrero, a la peste de nuestros días. Adiós, míster Trump.

Tercero: México cometió el mismo error que EU: abrir su actividad económica –bajo el sofisma de la “nueva normalidad”– justo en el momento en el cual el “pico” de muertes por el Covid-19 estaba en franco ascenso. ¡Inaudito! Error criminal. Apresuramiento mortal. Y las consecuencias a tamaña irresponsabilidad las sufrimos ahora: al momento de entrega de esta columna, ya somos el tercer lugar en cuanto a número de fallecidos a nivel mundial: más de 48 mil.

Es decir: aquella expresión apocalíptica de López-Gatell: “un número catastrófico puede ser de 60 mil (muertos)…”, y que entonces se veía tan lejana e improbable, ya ha llegado ante el fracaso rotundo de esa “nueva normalidad” que no fue otra cosa –insistimos– más que un suicidio colectivo, si le agregamos también la irresponsabilidad de millones de mexicanos y familias que sin ningún recato salen a las calles sin cubrebocas, sin sana distancia y sin precaución. (A mayor detalle, ver columna “Covid-19: hablemos de los ciudadanos malditos”.

Y podría decir entonces, estimado lector: “Pero si no hemos llegado aún a los 60 mil muertos que aludía López-Gatell aquel 5 de junio”. En la realidad, ya rebasamos esa cifra fatal.

De acuerdo al propio gobierno federal, los muertos por coronavirus en México ya habrían rebasado los 60 mil casos.

De acuerdo a investigadores, habrían llegado a 160 mil fallecimientos.

De acuerdo a cálculos de especialistas extranjeros, alcanzaremos alrededor de 130 mil decesos reales al primero de septiembre.

Luego entonces, la situación en México ya sería “catastrófica” al haberse alcanzado los 60 mil muertos, según los vaticinios del propio López-Gatell.

El apocalipsis, que se veía lejano hace dos meses, finalmente nos alcanzó.

*****

Aquí, las pruebas de que en México ya se alcanzaron más de 60 mil fallecidos por coronavirus:

-La Secretaría de Salud reportó, el 26 de julio, 71 mil muertos más de lo previsto, equivalente a un exceso de mortalidad de 55 por ciento “relacionado tanto al Covid-19 como a otras enfermedades”. Ese día, el número de fallecidos por coronavirus era de 42 mil 680. Siendo benévolos: si tan solo la mitad de esos 71 mil fue por el Covid-19, entonces el número de fallecimientos por la pandemia, desde hace 10 días, ya habría llegado a alrededor de 77 mil.

-Aunque el número oficial de decesos en México reportados hasta el 25 de julio fue de 43 mil 374, se puede estimar que hay alrededor de 165 mil fallecidos, de acuerdo con el científico Raúl Rojas, de la Universidad Libre de Berlín. Con base en las cifras de mortalidad anunciadas por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, que señalan que entre abril y junio hubo en 20 estados 71 mil 315 muertes más en comparación con años anteriores, el matemático determinó que en ese periodo la cantidad nacional de muertes adicionales fue de 104 mil 400, por lo que a la fecha, concluye Rojas, al sumar el subreporte en todo México, han fallecido 165 mil personas. Ese exceso, dice, solo se explica por la emergencia sanitaria. (El Universal. 27 de julio de 2020).

-Durante julio, la cifra de fallecimientos por coronavirus en México se duplicó en comparación a las 20 mil que se acumularon entre febrero y junio. (Reforma. 25 de julio de 2020). Es decir: con la entrada de la “nueva normalidad”, el nivel de fallecimientos llegó al doble.

-De acuerdo con una proyección del científico Youyang Gu, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), México podría llegar a tener 132 mil muertes al primero de septiembre.

-Una comisión científica y autónoma encontró que durante la pandemia, la ciudad de México registró un exceso de mortalidad del… ¡161 por ciento!, hasta junio de este año. El “exceso de mortalidad” es un indicador utilizado en epidemiología y salud pública para conocer el registro de muertes adicionales a las esperadas en condiciones normales. Conforme al estudio, el repunte de muertes en la CDMX inició el 19 de abril y tuvo su “pico” más alto entre el 20 y 21 de mayo. (Reforma. 28 de julio de 2020).

-Cada hora, 256 mexicanos se contagian del Covid-19. (Fuente: Gráfico con recopilación de cifras oficiales. Joan Borbolla. 26 de julio de 2020).

-Con base en cálculos de Covid19-Projections de la Universidad de Washington, para el 16 de septiembre se prevé que el número de muertos en México supere los 75 mil.

-Cifra aterradora: el 88 por ciento de los hospitalizados en México que mueren por Covid-19, ocurren fuera de terapia intensiva. Razones: llegan muy graves y se les atiende demasiado tarde, y por ello, el gobierno presume que hay “disponibilidad de camas”, alerta la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie.

-Las compras del IMSS y del ISSTE para atender la pandemia cayeron en 28 mil millones de pesos, respecto a lo ejercido en 2019. (Fuente: IMCO. 31 de julio de 2020).

*****

Ante una pandemia que, de manera innegable, se ha salido de control, nueve gobernadores pidieron la renuncia del subsecretario López-Gatell, quien se ha vuelto chabacano y hasta cínico ante las críticas recibidas. Siempre se le ve muy sonriente, a carcajada abierta, quitado de la pena, como si en lugar de enfrentar el dolor de un país y mostrar solidaridad y sensibilidad para con miles de familias enlutadas, estuviera festejando el triunfo de su equipo favorito de futbol.

“El vocero y responsable del manejo de la epidemia Hugo López-Gatell no ha dejado de mentir, de caer en contradicciones sobre las proyecciones y estrategias…”, acusan los gobernadores de Jalisco, Nuevo León, Guanajuato, Tamaulipas, Michoacán, Durango, Coahuila, Aguascalientes y Colima. Le han perdido toda confianza al conocido por la opinión pública como “El doctor muerte”.

De continuar la estrategia –es un decir– de cero pruebas, de mensajes irresponsables y aperturas criminales, sumadas a la irresponsabilidad de algunos estratos ciudadanos, se calcula que a principios de octubre próximo, alcanzaremos un millón de contagios en México.

Y, sí: como reconoce López-Gatell: es una catástrofe.

Una verdadera catástrofe.

TW @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

[email protected]

Comentarios