Pandemia pausa historia de Chikita Café; pero alista regreso

577

El primero de junio, el establecimiento retomaría sus actividades en la modalidad para llevar

Pachuca.- En 18 años de vida, Chikita Café jamás había cerrado sus puertas, sin embargo, la amenaza del coronavirus (Covid-19) puso en cuarentena a una de las cafeterías más icónicas de la Bella Airosa. Su reja roja, siempre abierta de par en par, ahora resguarda los inolvidables momentos que muchos vivieron ahí dentro.

En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el propietario del establecimiento David Villegas Balmori detalló que no existen antecedentes de un panorama tan complicado como la actual crisis sanitaria.

“No tengo registro de algo así en mi cabeza ni cuando se dio lo de la influenza en 2009; en aquel momento, solo tuvimos que reducir la capacidad, pero cerrar como ahorita no, esto para todos es nuevo y al final estamos haciéndole frente”, comentó.

El empresario detalló que la decisión de cerrar temporalmente, aunque drástica, tuvo como principal objetivo poner a salvo a sus colaboradores y minimizar el riesgo de contagios.

“Se trataba de atender una situación que al final del día atenta contra la vida de las personas, por eso nosotros desde los últimos días de marzo tomamos la disposición de cerrar, primero para cuidar a nuestra comunidad, porque entendemos la situación que conlleva, pues desgraciadamente no es una enfermedad que podamos atacar”, puntualizó.

Las consecuencias eran de esperarse: aunque la firma pudo cubrir el salario íntegro de sus trabajadores durante todo abril, la falta de ingresos provocó la reducción de la plantilla de 20 a 16 personas con un ajuste sueldo del 25 por ciento.

El panorama es menos alentador para junio, pues el dueño calculó que para entonces se habrá quedado con la mitad del equipo. Su postura, aunque triste, es clara: “No podemos mentirles ni endeudarnos postergando el pago”.

La realidad es que no hay ingresos para pagar y la firma tampoco recibe apoyo de ninguna instancia para mantener los empleos; sin embargo, con todos se han se han establecido acuerdos que garanticen sus derechos como empleados.

Sin embargo, siempre hay una esperanza en el camino, de modo que Chikita ya alista su regreso para el primero de junio, aunque inicialmente con servicio para llevar. Lo anterior, con la apuesta de generar ingresos para sus trabajadores.

“Como empresa, no me interesa generar rendimiento para mí, sino condiciones para que mi gente pueda generar dinero para su bolsillo, pues en sus casas siguen corriendo los gastos.”

Para David la pandemia deja varias lecciones, pero la principal es apostar a la diversificación de su modelo de negocio, “debemos de apostar por no dejarlo acotado a un solo rubro, sino hacerlo más flexible, más variable y atender las necesidades del consumidor.

“Si el cliente va a estar en su casa y nosotros tenemos que ir hasta ella, tenemos que atenderlo de mejor manera con los productos que él quiera y ampliar nuestra oferta de valor; antes ofrecíamos experiencia en el local, pero ahora tendremos que llevarla hasta los hogares”, externó.

Una vez que pueda retomar sus jornadas, serán aplicadas las medidas adecuadas a la nueva normalidad como la sana distancia entre mesas, higiene de personal, entre otras. Así que pronto será el día en que volveremos a disfrutar de una de las terrazas más bonitas de la ciudad.

“No tengo registro de algo así en mi cabeza ni cuando se dio la crisis de la influenza en 2009; en aquel momento solo tuvimos que reducir capacidad, pero cerrar como ahorita no”

Comentarios