Uno de los programas controvertidos por sus efectos en el gremio de los papeleros es el de útiles escolares, plan que está en marcha desde el sexenio del exgobernador Miguel Osorio Chong y que han decidido mantener sus sucesores Francisco Olvera y Omar Fayad Meneses. Con los dos primeros mandatarios se siguió una misma línea: el gobierno licitaba para comprar los útiles por volumen y luego los repartía a las escuelas a través de la distribución de paquetes. No obstante, si bien los beneficiarios estaban satisfechos con la dotación de útiles durante el inicio del ciclo escolar, los que no estaban nada contentos eran los papeleros, que vieron cómo sus ventas se cayeron dado que miles de estudiantes recibían sus útiles al iniciar su periodo escolar. Se planteó entonces la posibilidad de que el gobierno ya no comprara directamente los útiles y en cambio repartiera vales para que los materiales fueran adquiridos en territorio estatal. La propuesta fue simplemente desechada durante los dos primeros gobernadores mencionados y hoy, en la administración Fayad, el tema al parecer finalmente favorecerá a los papeleros. Según la secretaria de Educación, Sayonara Vargas, el gobierno estatal hará un anuncio mañana que será positivo para el gremio papelero. Está bien que el gobierno se preocupe por los empresarios locales, pero también deberá justificar este cambio de estrategia y sobre todo, ver si esto fue lo más conveniente para los recursos públicos y la administración estatal. De filón. En el Estado de México está tan pareja la carrera que hasta la declinación del candidato petista Óscar González es oxígeno puro.

Comentarios