Para bajar de peso

431
peso

Pachuca

El secreto para perder peso es consumir menos calorías de las que quema una persona al día. Parece simple, sin embargo, la pérdida de peso va más allá de un mero recuento de calorías. Las fuentes de proteínas, la elección de alimentos y los métodos de cocción son aspectos que también deben tomarse en cuenta. Por ello, puede resultar extremadamente difícil ganar la batalla contra la báscula.

Consejos

1. Elegir hidratos de carbono ricos en fibra
Muchas personas se decantan por seguir un dieta baja en carbohidratos o alta en carbohidratos y baja en grasas. Pero reduciendo la ingesta de carbohidratos se suprime un macronutriente esencial para la pérdida de peso. Existen dos tipos diferentes de carbohidratos: simples y complejos. Los primeros son azúcares de liberación rápida, una fuente primaria de energía mientras que los carbohidratos complejos son alimentos, como el arroz y la pasta, bajos en azúcares que proporcionan una fuente de energía de liberación sostenida.
Para perder peso, debe optarse por alimentos bajos en calorías y ricos en fibra que generen la sensacion de estar lleno por más tiempo. Optar por granos enteros (como pueden ser el arroz integral, el pan integral y la avena) y legumbres (como lentejas y judías).

2. No saltarse ninguna comida
Una de las razones principales por las que las dietas bajas en calorías solo pueden mantenerse durante periodos cortos es que el organismo no funciona correctamente con mil 200 kcal/día. El cuerpo humano cuenta con mecanismos de adaptación muy inteligentes con el fin de preservarse y sobrevivir, por lo que actúa ralentizando el metabolismo para defenderse de la reducción en la ingesta de calorías, lo que significa que quemará menos calorías.

3. No a los refrescos
Los refrescos son grandes ejemplos de “calorías vacías”, es decir, alimentos llenos de azúcares simples que no ofrecen beneficios nutricionales adicionales aparte de energía instantánea. Cada lata de 330 ml contiene de seis a ocho cucharadas de azúcar, equivalentes a unas 140 calorías sin vitaminas ni minerales añadidos.

4. Limitar el consumo de zumos de frutas
Aunque las frutas son ricas en vitaminas y minerales importantes, también contienen calorías. Una naranja pequeña tiene aproximadamente 10 g de hidratos de carbono (fructosa). Entonces un vaso de zumo de naranja puede contener de 30 a 40 g de hidratos de carbono, que equivale a 120 o 160 calorías. Es mejor comer fruta.

5. Tomar una taza de té o café
El té verde y el café tienen propiedades quema grasa. Las investigaciones demuestran que estas dos bebidas pueden reducir la grasa abdominal y mejoran la composición corporal. Además, el té verde contiene polifenoles, llamados catequinas, que poseen propiedades antioxidantes.

6. Más grasas, menos carbohidratos
Puede parecer contraproducente incluir más grasa en la dieta para perder grasa corporal, pero así funcionan las cosas en nutrición. Hay una gran cantidad de estudios que demuestran que las dietas bajas en carbohidratos son mucho mejores que las dietas bajas en grasa para perder peso.
El cuerpo tendrá que depender más de las grasas en lugar de carbohidratos para alimentarse. Si las reservas de glucógeno muscular (la forma en la que se almacenan los carbohidratos) están siempre al completo (por una dieta alta en carbohidratos), entonces el cuerpo no tendrá la necesidad de usar la grasa como fuente de energía.

7. Tener una “comida trampa” semanal para mejorar el metabolismo
La “comida trampa” es rica en grasas y en carbohidratos que rompe con el plan dietético normal. Tomar una comida trampa a la semana puede, de hecho, favorecer la pérdida de peso.
Por lo general, el metabolismo se reduce con dietas hipocalóricas. Una comida trampa impulsará el metabolismo y asegurará que el cuerpo siga quemando calorías a mayor ritmo.

8. Beber mucha agua
El agua no solo reduce la ansiedad por comer, sino también ayuda a eliminar toxinas y líquidos retenidos en el cuerpo. Además, el agua interviene en todos los procesos metabólicos y, por tanto, es crucial para el buen funcionamiento del organismo. Sin la cantidad adecuada de agua, ninguno de los consejos mencionados tendrá sentido.

Comentarios