Pachuca.- Como si la juventud asegurará cierta invulnerabilidad ante enfermedades o accidentes, las personas pasan la vida tomando riesgos: beber, conducir a alta velocidad, comer en la calle, entre otras, hasta que un día, de forma fortuita, llegan al consultorio para saber que tienen Parkinson.
Una enfermedad que por mucho tiempo fue relacionada con la vejez, pero que hoy ha demostrado desarrollarse a edades más tempranas.
Ese padecimiento se caracteriza por un trastorno del movimiento; ocurre cuando las células nerviosas (neuronas) no producen suficiente dopamina”, así lo describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Síntomas

Si bien no existe una cura para el Parkinson, su detección temprana puede reducir el progreso de esta. Razón por la cual, la National Parkinson Foundation reveló algunos síntomas de la enfermedad en personas jóvenes

1. Temblor.
Contracciones en extremidades, piernas y brazos

2. Escribir más pequeño.
Si bien es un rasgo que cambia con la edad, en el caso del Parkinson las manos y dedos adquieren una rigidez que impiden escribir

3. Pérdida del olfato.
Es posible ya no percibir como antes olores, en especial de alimentos como el plátano, pepinillos en vinagre o canela

4. Problemas con el sueño.
Los movimientos repentinos durante el sueño profundo pueden ser signos tempranos de esa enfermedad

5. Dificultad al
caminar o moverse.
Desde dolor hasta rigidez, los miembros pierden movilidad, por lo que es importante que ante cualquier signo acuda con un experto de la salud (neurólogo), ya que es el único que puede determinar si existe un problema y cuál es la mejor forma para tratarlo

No votes yet.
Please wait...

Comentarios