La consejera presidenta Guillermina Vázquez agradeció la invitación de diputados federales

Pachuca.- Consejeros electorales y el secretario ejecutivo del Instituto Estatal Electoral (IEE) participaron en el Foro Parlamento Abierto “Hacia una reforma electoral”, organizado por el Congreso de la Unión, a través de la subcomisión electoral y de partidos políticos, perteneciente a la comisión de gobernación y población.

La consejera presidenta Guillermina Vázquez Benítez reconoció y agradeció la invitación que diputados federales extendieron a quienes representan instituciones como institutos electorales y tribunales locales para compartir experiencias probadas que permitan a quienes tienen la responsabilidad de legislar, contar con elementos que fortalezcan el sistema electoral mexicano.

Consejeros hidalguenses fijaron una postura firme en torno a la necesidad de una reforma electoral seria, analizada y sólida, además de la importancia de fortalecer la democracia mexicana, analizar la viabilidad de devolver funciones a los organismos públicos locales electorales (Oples) y reconsiderar las prerrogativas destinadas a los partidos políticos.

Vázquez Benítez explicó que un cambio electoral, conducido de manera correcta, puede significar una modificación relevante en el andar democrático de la nación; sin embargo, debe cuidarse que no traiga retrocesos y que se mantenga fuera de intereses particulares.

También se pronunció a favor de perfeccionar el proceso de selección de consejeros electorales y que se valore la posibilidad de retornar a los Oples ciertas atribuciones como la capacitación electoral y la designación de funcionarios de mesas de casilla, entre otros.

La consejera electoral Blanca Tolentino Soto, a través de su ponencia titulada “Procesos electorales locales en prospectiva”, manifestó la importancia de que sea analizada la redistribución de funciones INE-O00ples, además de la austeridad y homologación de presupuestos de los partidos y la disminución de la documentación electoral utilizada.

Propuso que se reduzcan los costos en materiales electorales mediante un diseño que favorezca los protocolos para su reciclaje o reutilización y abaratar el uso de medidas de seguridad en boletas y actas electorales.

Por su parte, el consejero electoral Christian García Reyes hizo una remembranza, precisando que fue en las entidades federativas donde por primera vez se establecieron diversos mecanismos de participación ciudadana como el plebiscito, referéndum, revocación de mandato y el reconocimiento de las candidaturas independientes.

Abundó en que las instituciones electorales locales fueron pioneras en muchas buenas prácticas como la paridad horizontal o vertical, urna electrónica, voto en el extranjero, el reconocimiento de sistemas normativos o las elecciones de cuarto orden de gobierno.

El consejero electoral Augusto Hernández Abogado centró su participación en hacer una reflexión respecto de algunos mitos, lo que consideró un falso debate en la materia de derecho político-electoral de pueblos y comunidades indígenas en relación a la función electoral.

Hernández Abogado afirmó que el falso dilema radica en que en el país existen 2 mil 457 municipios y solo 33 no tienen población indígena, según datos del Inegi, por lo que consideró que el reto será garantizar la representación y participación indígena en las siguientes elecciones.

Finalmente, el secretario ejecutivo del IEE Uriel Lugo Huerta también participó en el foro y explicó que al promover una reforma electoral como la que se impulsa no se debe quebrar ni matar la salud de nuestra democracia electoral.

“Las democracias también se quiebran o mueren y suelen hacerlo no solo por fuera, sino también por dentro, debido a las acciones de sus propios beneficiarios, por ello resulta muchas veces necesario renovarlas y fortalecerlas”, precisó.

Abundó en que se debe comenzar por aceptar que la reforma electoral es necesaria, y que las elecciones cuestan mucho en México, su monto ya no es justificable ni sostenible.

“Es cierto que hay necesidad de la reforma, quizá urgencia, pero no debe haber prisa y menos precipitaciones para realizarla, lo que está en juego no es el costo de la desconfianza, eso es lo caro; no está en juego la democracia, que en cambio es muy barata, sino la estabilidad e integridad que el sistema electoral ha obtenido.

También planteó modificar procedimientos de integración de funcionarios de casilla para incorporar la participación voluntaria, mejorar el sistema del voto y la urna electrónica para disminuir costos del voto, entre otros.

Comentarios