Caminar por una brecha de hace 65 millones de años, entre nobles bestias
como el diplodocus y el brachiosaurio, así como feroces raptores que
llevaban la muerte en sus garras, te permite conocer su historia.
Imagina por unos momentos la salvaje tierra donde solo podías ser presa o
cazador.
Imagina como era vivir entre gigantes en este parque ubicado a un costado
del museo El Rehilete.

Comentarios