Un paseo por el reino fungi de Zacualtipán

912
Zacualtipán

Zacualtipán.-

Es domingo en Zacualtipán, los puestos del tianguis apenas comienzan a instalarse en la explanada de la plaza; en una esquina de la presidencia, justo donde comienza la calle 5 de Mayo, un pequeño grupo de personas se junta en espera de indicaciones para ir al bosque de Haya, lugar donde será el paseo micológico con motivo del sexto Festival Universitario del Hongo.
Leticia Romero Bautista, coordinadora del evento y profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), llega sonriente y nos da los buenos días, nos indica que vayamos cuesta bajo de la calle para tomar el Garzabús que nos llevará a la entrada del paseo.
Por un instante, en el camión parece un lunes en la mañana yendo para los institutos de la UAEH, hay una buena convocatoria de personas y alumnos que quieren admirar y aprender más de las propiedades del bosque, incluido el reino fungi que se encuentra dentro.
El recorrido duró 15 minutos, entre los que aprovechamos para desayunar un tradicional tamal de Xala, uno que otro sopla el vaso de atole espumosito que compró en los puestos madrugadores;
llegamos.
El clima ayuda bastante, no hace calor pero tampoco titiritamos de frío, comenzamos a bajar para adentrarnos al bosque, nos reunimos antes de continuar y escuchamos las indicaciones de Griselda Hernández Rico, etnomicóloga de la UAEH, nos sugiere vigilar a los niños que van al recorrido, y sobre todo que cuidemos del bosque en todo momento.
Los asistentes comienzan a preguntar, el investigador Ricardo Valenzuela Garza nos muestra cómo cortar un hongo que ha nacido en un tronco de árbol, explica por qué es comestible, incluso lo prueba, algo que, de acuerdo al investigador, solo pueden hacerlo expertos en la materia.
“Si pica, es probable que sea un hongo tóxico, pero a menos que sepas del tema, nunca prueben los hongos que encuentren”, advierte; del otro lado Tania Rodríguez Ortiz, egresada de la UAEH explica un hongo ganoderma.
La charla transcurre mientras se desarrolla la caminata, hay gente con cámaras tomando los impresionantes paisajes que forman los arboles de Haya, otros más caminan con cuidado, la hojarasca está mojada y alguna que otra ocasión se resbalan.
Los amantes del hongo buscan esos organismos, los enseñan con los expertos y preguntan a qué especie pertenecen; hay una gama de colores que se observan: amarillos, naranjas, blancos… y de las formas más variadas que puedan encontrarse.
“Podemos encontrar Amanitak, Calostomas, mayoría de Russulas y algunos de la familia Boletaceae”.
Asegura que es difícil saber qué especie predomina en el bosque, ya que haría falta un estudio de aproximadamente seis años para determinar esa cuestión, además dependen de la relación que los hongos establecen con las familias de arboles que habitan en los bosques, sobre todo el Haya.
Incluso nos encontramos un hongo con características que lo hacen tóxico y algunos expertos cuentan los síntomas que experimenta una persona cuando ha consumido un hongo venenoso.
Tuvimos que cortar el recorrido, las actividades del sexto Festival Universitario del Hongo continuarían en la plaza principal, hay talleres y conferencias que nadie quería perderse; al regresar por los senderos húmedos del bosque, las pendientes prolongadas ponen a prueba la condición física de muchos, pero no importa para aquellos que esperan la séptima edición.

Comentarios