Paulino Monroy de visita en Pachuca

209
pail

El artista estrena este año su segundo disco Cuento vaquero

LIDIA LÓPEZ /Pachuca.-

Familia, actitud y trabajo son palabras que acompañan al cantautor Paulino Monroy, quien tiene claro sus objetivos, entre ellos difundir su música en diversos países, como lo indicó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo.
La familia para Paulino es importante, pues fue en donde surgió su amor por lo que ahora es parte de su vida diaria, la música.

“El comienzo de mi afición parte por la casa, por escuchar música que escuchaba mi papá, y él también cantaba, ahí viene mi primer acercamiento y gusto por ella; después tomé clases con mi abuela, tenía una academia de piano, y a partir de ahí me vino el gusto por interpretar y tocar un instrumento, y posteriormente a eso cantar.

“Luego me empezó a gustar el escenario, estar arriba y crear dinámica, como que es un tipo de actividad y meditación muy fuerte, entonces ya cuando sucedió eso me dije ‘la música es lo mío y me voy a dedicar a esto’, y a partir de ahí empecé a grabar en Celaya… a tocar en festivales y concursos de talentos.”
La actitud es necesaria para enfrentarse a los diversos retos que surgen en el camino de un cantante, lo que Paulino sabe, pues a pesar de que ahora es reconocido tanto a nivel nacional como internacional, tuvo que enfrentar momentos difíciles, como al presentarse por primera vez ante un público.

“La primera vez que toqué fue fatal, fue un abucheo cuando unos amigos y yo subimos a tocar una canción de Nirvana, vestidos de mujer, y a las directoras como que no les gustó y nos abuchearon.
“Al año siguiente tomé revancha y ese concurso lo gané… entonces eso me valió la música, el poder demostrarle a la gente, y más en un país como este que tiene tantas cosas buenas, pero algunas de las malas es que a la gente no le gusta ver a otros triunfar… entonces fui demostrándole a la gente que yo podía hacer música, a pesar de las adversidades.

“Me gustó la música por eso, por demostrarme a mí mismo y a la gente que podía hacerlo, vivir de la música y dedicarme a ella, y por la actividad que implica; ahora disfruto viajar, hacer discos, trabajo mucho pero me la paso bien”, comentó.
El trabajo constante es uno de los aspectos necesarios para la actualidad, donde alcanzar los objetivos propios resulta complicado frente a las estrategias de un mundo globalizado por las redes sociales y algunas medidas de mercadotecnia que “construyen mentiras”.

“Lo que quería era hacer un buen disco, ese fue el primer reto, y una vez que salió fue tomarlo con calma, conservar mi personalidad a pesar de estar inmerso en un mundo que quizá miraba más hacia el terreno del pop y los clichés, a la par de que las redes sociales salieron y era muy dado que podías hacer trampa y comprar likes y followers, y empezar a construir mentiras, que es como una medida de marketing y mucha gente lo considera válido, pero mi mayor reto fue no depender de eso y hacerlo a mi forma, entonces he logrado crear un público más fiel y sólido.”

Paulino Monroy estrena este año su segundo disco Cuento vaquero, el cual indicó es la continuidad de su primer material discográfico Larga duración, con el que tuvo una gira y viajó a países como Estados Unidos, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Colombia y, por supuesto, México.
Buenos Aires, Argentina, fue el marco perfecto para que Paulino pudiese conocer al productor argentino Gerardo el Cachorro López y Julieta Venegas, con quienes el cantautor mexicano colaboró en la realización de su sencillo “Dejaré”, parte de su segundo disco.
“Fue una idea de Cachorro (la colaboración con Venegas), aunque tengo una historia con Julieta que se remonta a 10 años atrás, cuando una vez le escribí en My Space… la busqué para tratar de que escuchara algo de mi música, me contestó ‘que bonito cantas’, y después la traté de buscar cinco años después y no di con ella.
“Ya una vez que estaba con Cachorro, en Buenos Aires, ella estaba por irse a vivir ahí y es muy amiga de él, entonces me dijo ‘oye, estaría genial que hicieras esta canción con Julieta’”, relató.

“Dejaré” hace alusión a un tema ranchero, que surgió al buscar hacer algo distinto, mientras Paulino enfrentaba una ruptura sentimental, por lo que la canción trata del sentir del cantante en ese momento.
Por último, Paulino Monroy envío un mensaje a los hidalguenses: “Agradecer sus oídos, su tiempo y abrazarlos, porque creo que la música, dentro de las cosas que existen en el mundo, nos sirve para identificarnos, para hacer sentirnos parte de otros, como generación e ideológicamente, es abrazar a mi gente.”
El artista originario de Celaya, Guanajuato, se presentó ayer en el gimnasio de la Preparatoria uno de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), evento universitario para la difusión de la cultura al cual acudieron jóvenes entusiasmados, quienes abarrotaron el recinto.

A partir de las 11:30 horas, el artista comenzó un repertorio que incluyó “Dejaré”, “Conexión espiritual”, “Las vacas”, entre otras. Para escuchar dichos temas y más, pueden encontrarse en todas las plataformas digitales de música, además de redes sociales del cantautor quien está como Paulino Monroy.

El cantautor
guanajuatense presenta “Dejaré”, el primer tema inédito que lanza en más de dos años y que cuenta con la participación de Julieta Venegas

 

 

 

 

Próximas presentaciones
Monterrey: 13 de abril
San Juan del Río: 21 de abril
San Luis Potosí: 26 de abril
León: 27 de abril
Querétaro: 28 de abril
Puebla: 4 de mayo
Xalapa: 5 de mayo
Toluca: 17 de mayo
Ciudad de México: 18 de mayo
Pachuca: 19 de mayo

Comentarios