“Vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error”, ironizó en su momento César el Tlacuache Garizurieta, escritor y abogado veracruzano cuya frase pintó al político chicharronero y chapulín que va de cargo en cargo, merced a recomendaciones, compadrazgos, pago de favores, cobro de facturas y la elemental zalamería con el jefe superior o el mero mero del momento en el más alto cargo público.
Y, mire usted, de acuerdo con lo que me platican mis fuentes altamente informadas, en la integración del equipo del gobernador Omar Fayad se ha desatado “una lucha muy cabrona” entre personajes considerados caciques de la política hidalguense, como Roberto Pedraza Martínez, secretario de Turismo en la administración de Francisco Olvera, que se niegan a vivir fuera del presupuesto.
¿Cuál es el modus operandi de los políticos que fueron apartados de los cargos clave donde el presupuesto es el botín sexenal? Sencillo, han emprendido una campaña de descalificación de los miembros del gabinete de Omar calificándolos de improvisados, inexpertos y hasta pirrurris de la política, por aquello de que Fayad, cuando los presentó en la víspera de rendir protesta como gobernador, dijo que ninguno de ellos robaría o incurriría en actos de corrupción porque tienen recursos, es decir, no son políticos de medio pelo ni aventureros palaciegos.
Por eso, los caciques están que echan lumbre porque los apartaron de la ubre presupuestal y los enviaron a la banca, a vivir en el error, aunque en honor a la verdad y con los antecedentes de esa pléyade de funcionarios que se dedicaron a saquear las arcas e incorporarse a la camada de nuevos ricos en Hidalgo, como el que fuera director de Radio y Televisión del gobierno estatal Sergio Islas, quien está acusado de haber desviado la friolera de 100 millones de pesos.
Pero, vaya, no hay que perder de vista el caso de Roberto Pedraza, de quien el PRI estatal y el nacional tienen un expediente en lista de espera, relacionado con la estrepitosa derrota en Ixmiquilpan, donde su familia, entre ellos los hermanos Charrez Pedraza, han hecho lindura y media con las participaciones federales.
Me cuentan que el profe Pedraza se resiste a estar fuera del presupuesto y que sus hijos, parientes y recomendados hayan perdido canonjías y, sobre todo, que no tengan la manga ancha que han tenido en gobiernos anteriores como un ejército de burócratas que respondían a los intereses y órdenes del hoy exsecretario de Turismo, cuya praxis es aparecerse en los actos a los que va el gobernador y, si no se ofrece a atarle las agujetas, no es por vergüenza sino para no dar la pauta a otros exfuncionarios públicos que están marginados de la ubre oficial.
¿Recordará Omar aquel pasaje en el que Pedraza lo comparó con Pepillo Origel para dejarlo en ridículo frente a sus amigotes? Creo que ese tipo de afrentas, facturas políticas, en buen romance, no se olvidan y tienen tiempo y espacio para el cobro.
Bueno, asuntos como ese y las deslealtades y el fuego amigo forman parte de ese platillo llamado venganza que se come frío y a solas. ¿Tendrán cabida los Pedraza Martínez y de otros ilustres cuanto conocidos apellidos de exfuncionarios y caciques, en el equipo de Omar Fayad? Como me comentó una de mis fuentes: “la lucha está cabrona”, cada cual hace su esfuerzo y olvida lealtades y amistades, todo por el hueso, por no mantenerse en el error de vivir fuera del presupuesto. Digo.
Jueves. La presidencia de la República informó que la ceremonia conmemorativa de esta noche con motivo del 206 aniversario del inicio de la guerra de Independencia será austera, sin cena y solo 300 invitados, entre los que estarán personas que han recibido trasplantes de corazón o riñón, líderes de organizaciones no gubernamentales, diplomáticos e invitados especiales.
El vocero presidencial Eduardo Sánchez dijo que no se abrirán las puertas de Palacio Nacional y después del grito habrá un espectáculo de fuegos artificiales y una verbena popular con grupos musicales. Y si el respetable increpa al presidente Peña Nieto, el vocero aseguró que habrá total apertura para las manifestaciones de los asistentes. ¡Vaya con la “austeridad”! Conste.

[email protected]
www.entresemana.mx
@msanchezlimon

Comentarios