Pega Atlético de Madrid al Bayer Leverkusen

305
chicharito

Los colchoneros se impusieron de visita 4-2 y los alemanes están obligados a ganar por tres

Leverkusen

Como con ganas de sufrir, el Atlético de Madrid por momentos dejó respirar e ilusionarse con el empate al Bayer Leverkusen, al que final y prácticamente “mató” en la ida de octavos de Champions.
Javier Hernández y los suyos perdieron 4-2 en casa y ahora están obligados a ganar por tres de diferencia en la Vuelta del Calderón. Tan improbable pinta ese resultado como que el Atlético perdiera en Leverkusen.
El equipo del Cholo sufrió por sus excesos de confianza en la defensa. Desde la media hora ya ganaba 2-0 y creyó que eso sería suficiente. El golazo de Saúl Ñíguez al 17 y el 2-0 de Antoine Griezmann en contragolpe parecían matar al cuadro del mexicano, que al final estuvo a nada del empate.
El segundo tiempo reavivó las esperanzas del local porque Karim Bellarabi marcó con un remate cruzado en la primera clara del Bayer. Pero la pésima defensa alemana regaló un penal que marcó Gameiro al 59, un 3-1 que otra vez parecía letal.
Desde antes del primero del Atlético, el portero del Bayer Bernd Leno había salvado un par de goles, además de que el equipo español lamentó dos postes. Por si le faltara fortuna al Leverkusen, el marcador se puso 3-2 en un autogol de Stefan Savic que en primera instancia parecía haber rematado Chicharito.
Con ello, los colchoneros se agazaparon y el Leverkusen rompió lanzas, animado por el mexicano que al 80 casi consigue el utópico 3-3. Hernández remató y con el arquero Moyá vencido, Filipe Luis le sacó el tiro casi de la línea.
Pero volcado al ataque, el Bayer sufrió el definitivo 4-2 en la compensación con un cabezazo del Niño Torres, quien se benefició de un tropezón del central Ömer Toprak para redondear la pésima jornada defensiva del local.
Ahora, el cuadro del mexicano deberá ganar por tres goles de diferencia el 15 de marzo en Madrid. Pero si un empate ya habría sido gesta para el Leverkusen, vencer por goleada en el Calderón pinta a hazaña más que imposible.

Comentarios