Como cada año, el primer domingo de febrero el mundo del deporte hace una pausa para celebrar una de sus fiestas más grandes y ruidosas: el Super Bowl. Y como me gusta consentirlos, aquí una selección fílmica para la previa antes del gran juego. Aprovechen el puente, porque enero se vino con todo…
Un sueño posible: Empecemos con el filme semibiográfico del jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) Michel Oher, quien fue adoptado por una familia que lo impulsó a convertirse en atleta del ovoide, desde el nivel colegial hasta el profesional. Es una peli inspiradora, muy motivacional y con alto sentido del “si lo quieres lo puedes”. Si a eso le agregamos a una Sandra Bullock espectacular, resulta un gran aperitivo antes del Jefes vs 49´s.

Los suplentes: En esa divertida película seguimos a lo Sentinelas de Washington, equipo afectado por una huelga de jugadores y que tiene que armar un cuadro alternativo para jugar las últimas cuatro jornadas del torneo regular y aspirar a la postemporada. Con las actuaciones del legendario Gene Hackman como el entrenador interino y Keanu Reeves como el mariscal de campo, Los suplentes nos recuerdan que los triunfos pueden venir del banquillo.

Un juego contra el destino: Una muestra sobre el poder del deporte y las segundas oportunidades. El entrenador y trabajador social Sean Porter decide revivir a los Mustangs de Kilpatrick, un equipo de futbol americano juvenil de un centro penitenciario para menores. Durante su empresa, Porter y sus jugadores deberán lidiar con los estigmas de la delincuencia, así como problemas que cargan los jóvenes de ese recinto. Un filme poderoso basado en la vida real.

Los pequeños gigantes: No podía faltar ese clásico del cine para niños y niñas, en el que atestiguamos la rivalidad de los hermanos Kevin y Danny O’Shea, el primero una exestrella de la NFL, mientras que el segundo es… pues… un ñoño adorable. Luego de que la hija de Danny es rechazada del equipo infantil que va a dirigir su tío, Danny arma su propia escuadra, los pequeños Gigantes, quienes harán frente a los mini bravucones de Kevin O’Shea con sus peculiares talentos.

The hunting ground: Para los amantes de los documentales, aquí uno muy importante. Ese filme investiga los abusos sexuales cometidos por jugadores de futbol universitario y cómo instituciones de la talla de Harvard o Notre Dame encubren estos crímenes con el fin de seguir percibiendo ingresos por conceptos de donaciones para fraternidades y sí, futbol americano. Destaca el caso de Jameis Winston, acusado de asalto sexual cuando era estudiante y jugador de la Universidad de Florida y actual mariscal de campo de los Bucaneros de Tampa Bay.

Golpe bajo: El juego final: La reina de las películas para la previa del Super Bowl y una de las cintas más entretenidas de Adam Sandler (lo juro). En ella, el comediante interpreta a Paul Crewe, exjugador de la NFL suspendido por amaño de partidos. Luego de una situación que lo lleva al tambo, Crewe debe armar un equipo con los presos del lugar para enfrentarse a la escuadra de los guardias del recinto. Alegre, divertida y con mucho humor pelado, ese refrito del clásico de 1974 es dinamita pura e incluye al protagonista de la original, don Burt Reynolds.

¿Están de acuerdo con esta lista? Disfruten el primer puente del año y preparen un buen guacamole, porque el Super Bowl pinta para ser épico.

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios