La consejería jurídica de Enrique Peña Nieto, convertida en una cueva de bandidos de tres al cuarto, todavía a cargo y bajo la influencia del sedicente abogado Humberto Castillejos Cervantes –quien renunció a la misma ¡para preparar su boda!–, primo y mecenas de casi todos los ministerios públicos, jueces, magistrados y ministros del aparato judicial, en todas sus ramas y niveles, tiene un tufo maloliente.

Castillejos no solo se conformó con haber llenado de incondicionales los aparatos civiles, penales, mercantiles, electorales, los altos sitiales de la Suprema Corta, los despachos de la Procuraduría General de la República, todos los sitios estratégicos de impartición y absolución de justicia, todavía tuvo el descaro de iniciar una exoneración de brujas en favor de la tolucopachucracia.

Convenció al sedicente presidente oriundo de Atracomulco de llevar a cabo una patraña huizachera que ha levantado la indignación entre los mexicanos que esperan justicia. Una cortina de humo que obviamente no funcionará para proteger la libertad de los delincuentes confesos del peñato.

Es una jugada de primer año, como todas las que han intentado los cobardes para evadir la ley. Como están a punto de evadir la justicia en casos sonados de secuestros, pillaje, asesinatos y complicidad manifiesta con el narcotráfico, intentaron la jugada a nivel caguama: para absolver a todos.

Se absolvieron y, como “nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito”…

Se trata de otra chicanada vergonzosa que ha caído como la confirmación expresa del miedo y la ventaja de quienes parten el bacalao para poder disfrutar de lo mal habido una vez que se larguen a ver si la puerca está parida.

Tramitaron ante juzgadores a modo y a las órdenes de la casa presidencial una serie de procesos blandos en contra de los icónicos delincuentes organizados del régimen, buscando su exoneración y absolución, mediante el sobado principio de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

Así, pensaron en su cabeza más dura que una piedra de moler chile, que quienes vengan estarán amarrados de manos para revivir las causas punibles. Con esa formulita, los propietarios de Higa, la constructora paraestatal multifavorecida con contratos de asignación; todos los gobernadores salientes entrampados en actos de corrupción, y los encargados de despacho como Rosario Robles, Ruiz Esparza, Videgaray y compañía tendrían que ser respetados por no haber roto un solo plato. ¡Hágame usted el refabrón cavor!

Incapaces, nunca pudieron armar un expediente ni acusación en contra de delitos penales

Como están a punto de lograr la liberación del virrey de Veracruz Javier Duarte y de Ochoa, como están a un milímetro de lograr el sobreseimiento en el proceso del rufián Emilio Lozoya Austin, como han tomado todas las providencias de cubrir los robos de Carlos Romero Deschamps, ahora intentan un clavado holandés.

Cientos de expedientes dizque procesales, con el debido proceso enfundado en la célebre frase “conforme a derecho” y sentenciados por jueces del montón, han sido incoados y resueltos a favor de los supuestamente indiciados, para que la ley y los que vienen les haga lo que el viento a Juárez.

Como siempre, demostraron que si no pudieron armar un solo expediente ni acusación en contra de delitos penales y administrativos en todo el sexenio, menos pudieron saber que su estratagema es fallida, pues solo alcanzaría para protegerlos de un nuevo juicio sobre los asuntos incluidos, todos leves para no molestar las pieles delgadas de los corruptos.

No han sido adecuadamente blindados y están a merced de la justicia a secas

Pero aquellos delitos graves por los que se les acusa rebasan toda prescripción posible y toda treta huizachera. Pueden ser llevados nuevamente, y ahora sí, de verdad a tribunales y a chirona. No han sido adecuadamente blindados, y al saberlo, están a merced de la justicia a secas, la real, la sin hueso.

Por eso cayó como agua de mayo a la opinión pública el compromiso del nuevo régimen de analizar a fondo la extradición de César Duarte, el gobernador de Chihuahua, protegido por Luis Videgaray y Emilio Gamboa Patrón desde los anaqueles de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde duerme el sueño de los injustos.

Extraditar a César Duarte, protegido de los trúhanes del peñato tiene un significado especial: su juicio sacaría a flote la cadena inmunda del derroche financiero que sangró el presupuesto nacional para apoyar fallidas campañas pripanistas del pasado reciente, incluyendo la presidencial de Meade.

En el peñato, el Estado de derecho fue confundido y usado por la corrupción

Pero tiene también otro significado: el hecho de que nadie puede ser exonerado “de mentiritas” por tribunales de consigna, dispuestos a servirle de rodillas al mejor postor, máxime si este se encuentra en la cima del poder. Las absoluciones de cuartillo llegarían a ser enjuiciadas no solo por los jueces, sino por la opinión pública.

Sería confirmar que durante la noche aciaga del peñato, el Estado de Derecho fue confundido y usado para “ponerse la del Puebla”, que el “ajustarse a derecho” solo fue pamplina vergonzosa y que todo el aparato ministerial, judicial y procesal está corrompido hasta la médula. Que fuimos y somos burlados en toda la extensión de la palabra.

Se está colando el campechano Sales. Dice conocer a Bernardo Bátiz de hace tiempo

Para colmo, también serviría para que los ministerios federales, jueces y magistrados que han sido llamados por el nuevo régimen para asumir esas posiciones paren bien la oreja y no se dejen rodear de tinterillos, policías y leguleyos que tienen demasiadas cuentas pendientes con la justicia por haberse prestado a complicidades con los que se van.

Hay demasiados listos en el panorama. Gente que quiere que lo nuevo fracase, que todo siga igual para continuar su loca carrera avasallando la dignidad de los mexicanos. Por ejemplo, sabemos de buena fuente que el campechano Sales, de reconocida trayectoria delictiva, se acerca peligrosamente al equipo de Bernardo Bátiz, pretextando una conocencia de larga data.

Y así por el estilo. Nadie quiere irse, porque piensan que el régimen que viene no está experimentado en eso de gobernar e impartir justicia, que le fallan los archivos para detectar las manos del gato en el pasado, que no va a poder llevar a buen puerto su cometido. Que pueden tomarle el pelo a base de latinajos y componendas.

Controles y cedazos para detener la avalancha de recomendados que no tiene límite

En el cuarto de guerra y selección de colaboradores de Andrés Manuel López Obrador deberán estar muy atentos para que no fructifiquen esas artimañas. Deben establecerse controles y cedazos de gente experimentada para detener esa avalancha de recomendados que no tiene límite ni medida.

Es demasiado lo que ha sufrido el pueblo mexicano, expuesto en manos truculentas de descastados y favoritos de un régimen que solo sirvió para robar, matar, mentir y exonerar. Fueron los únicos verbos conocidos. De lo demás, no hay huella, obra, ni programa, ni idea.

No queremos heredar esos saldos. No merecemos otra puñalada de cobardes, ignorantes y ambiciosos.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Los peores enemigos de Morena son ciertos morenistas. Ahí está el caso de Oaxaca, donde los proyectados programas rurales ya están en grave peligro de fracasar y originar muy violentas confrontaciones. Salomón Jara, actual senador por Morena; Flavio Sosa, “destacado luchador social”; Rey Morales (al que los Morenos llaman A-Morales) y otros personajes traman y realizan acciones contrarias al gobierno de la cuarta transformación. Por ejemplo, en los pueblos integran con engaños listas de albañiles que supuestamente serán contratados para construir los caminos rurales, cuando serán realizados por los propios habitantes de pueblos y comunidades; también denigran la labor de las brigadas de servidores de la nación que, voluntariamente, integran a los beneficiarios de los programas individuales y colectivos. Regalan despensas en contra del uso de esos medios por Morena en su trato con los ciudadanos. Y atacan sistemáticamente a la futura delegada federal del gobierno de AMLO. Responden así a intereses creados y perjudicados por la decisión de AMLO de no tratar más con las organizaciones, sino directamente con pueblos y ciudadanos. ¿Quién o quiénes mecen la cuna de esos enemigos internos del nuevo gobierno? ¿Quién o quiénes pagan sus traslados y gastos en recorridos por todo Oaxaca? No obstante, para fortuna, encuentran oposición: en Pochutla la ciudadanía concientizada y esperanzada en el nuevo gobierno estuvo a punto de lincharlos. Pero, ¿habrá que esperar una confrontación sangrienta antes de poner un remedio definitivo a las ambiciones de quienes perdieron la oportunidad de secuestrar la delegación federal? Son conocidos como violentos comerciantes de la “grilla”, jamás de la política, y por tal, el pueblo ya los llama la FBI (la Fuerza Bruta Istmeña). + + + Escribe Bibi Villavicencio, quien se confiesa “confundida ante tanta confusión causada por la consulta del NAIM. Dicen que es ilegal, pero, ¿cuál ley es la que se viola?, ¿qué es anticonstitucional?, ¿de veras que no es válida?, ¿de parte de quién? Los orondos del PAN no la van a reconocer. Perdón, ¿alguien les está hablando a ustedes, porque yo no? Yo le voy a dar mi opinión, porque me la pide, al señor presidente electo de México. Nada más. Y espero que cumpla la promesa de campaña de no al NAIM. Que sería muy dañino para México la cancelación… que los mercados internacionales se van azotar (más bien pienso que andan con problemas estomacales serios, chorrillo pues, los que se relamen los bigotes con el negociazo que se les va). Porque los mercados internacionales son muy cuerudos, van igualmente por la lana. Cn lo que México coloca de deuda se hinchan de comisiones. Y pregunto, ¿qué pasó cuando el ridículo de la cancelación del tren a Querétaro? Nada. Los chinos siguen invirtiéndole al país. Vienen por la lana. No quieran espantar con el petate del muerto.”

Esta columna completa puede consultarse en la página de este diario www.elindependientedehidalgo.com.mx

www.indicepolitico.com
pacorodriguezjournalist.com
@pacorodriguez

Comentarios