Comerciantes, prestadores de servicios y objetos continúan invadiendo ese espacio

Tulancingo.- Desde febrero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Tulancingo no ha continuado con el retiro de comerciantes, prestadores de servicios y objetos del acotamiento de la carretera México-Tuxpan en su trazo por el municipio.

Hace unos meses, personal de la dependencia realizó un recorrido por la vía, donde advirtió a vendedores y prestadores de servicio que tendrían 15 días para retirar sus mercancías del lugar, así como puestos u objetos.

Asimismo, indicó a representantes de compañías transportistas que cambiaran varias zonas de ascenso y descenso de pasaje, para lo cual fijó un plazo de 15 días.

A cinco meses de esas acciones, la dependencia no les ha dado continuidad, por lo que el secretario general del gobierno municipal Raúl Sánchez Parra dijo que está a la espera de contactar al personal de la SCT para continuar con las acciones coordinadas.

Además, el funcionario local recordó que a mediados de 2018, autoridades municipales y federales mantuvieron una reunión en donde abordaron la liberación del acotamiento en dicha vía, sobre todo para prevenir accidentes y garantizar la circulación de vehículos.

Acordaron despejar la vía entre el entronque Pitula y el paraje El Pizarrín, sin embargo, las acciones no fueron realizadas debido al cambio del gobierno federal.

Durante la última semana de febrero fue efectuado el recorrido, donde el personal dio los avisos correspondientes, no obstante, faltó verificar el cumplimiento de las órdenes.

Las zonas de descenso y ascenso de pasaje, así como la invasión del acotamiento por ambulantes, vehículos y objetos podría derivar en una tragedia, pues ese espacio debe estar libre para que en caso de que un automovilista enfrente una emergencia pueda orillarse.

Sánchez Parra puntualizó que insistirán ante las autoridades federales para retomar las acciones, de tal forma que cumplan con el ordenamiento contemplado en el plan original.

Comentarios