Peritos de la PGJEH se van a paro; acusan explotación laboral

1432

Pachuca.- Personal de la dirección general de servicios periciales inició un paro laboral este viernes, denominado “Un día sin peritos en Hidalgo”.

El 4 de noviembre, un compañero del área de criminalística del distrito judicial de Tula tuvo un accidente automovilístico debido a las pésimas condiciones en que se encuentran los vehículos oficiales, además de que este llevaba 15 servicios en menos de 24 horas.

Lo anterior, detonó que los 150 peritos que hay en la entidad se sumaran a un paro laboral, donde piden principalmente la destitución de la subdirectora del área Guadalupe Peralta, quien, dijeron, los acosa y explota laboralmente.

Agregaron que el parque vehicular que les fue asignado tiene una vida de más de 15 años. “No somos la parte bonita de la administración pública, vemos lo que nadie quiere ver, atendemos asuntos de impacto, invisibles, porque llegamos después de que sucedieron hechos terribles para la sociedad; no nos dan las herramientas necesarias para realizar nuestra labor”.

Lo ocurrido a Luis Enrique, el perito accidentado en Tula, unió a todos los laboratorios de la dirección de servicios periciales; el profesionista está en riesgo de perder una pierna, además de que debió ser atendido en una clínica particular, pues aunque lleva varios años trabajando en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) no cuenta con seguridad social.

Dentro del pliego petitorio, que esperan entregar al secretario de Gobierno Simón Vargas y al gobernador Omar Fayad, incluyen que se apoye al compañero accidentado y su familia, así como respetar su derecho laboral, además de mejorar el trato, aumento salarial y que del mismo modo se incremente la plantilla y se mejore el parque vehicular.

Agregaron que tanto el director de servicios periciales como la subdirectora fueron impuestos y no conocen el funcionamiento del área.

Por todo ello, tomaron la decisión de realizar el paro después de mandar oficios con sus demandas e inconformidades al procurador Raúl Arroyo y al contralor, quienes no les han hecho caso del todo.

“Nos apena hacer esto, nos apena decirle a la ciudadanía: ‘hoy no te vamos atender’; pero es necesario que hagamos esto, porque nuestra vida está en riesgo si seguimos trabajando en estas condiciones”.

Fotos: Especial

De interés

Comentarios