Permanencia de oficial mayor de Mixquiahuala viola la ley

1619
MIXQUIAHUALA

Mixquiahuala

La permanencia del oficial mayor de la asamblea municipal de Mixquiahuala Roberto Olguín Martínez viola la Ley Orgánica Municipal, por lo que debería ser destituido, demandado y que el ayuntamiento inicie un procedimiento legal en su contra.
Luego de que fue dado a conocer por el moderador de la asamblea de Mixquiahuala Javier Patiño que el oficial mayor no ha entregado el libro de actas de la pasada asamblea, el funcionario habría incurrido en los delitos de negociaciones indebidas e infidelidad en la custodia de documentos, por lo que según el código penal, el presidente municipal Humberto Pacheco Miralrio y el ayuntamiento deben proceder penalmente en su contra.
Hasta el momento, ni el alcalde, el cabildo o el oficial mayor han dado a conocer si el libro de actas ha sido presentado. En un intento de este medio por conocer la postura de Roberto Olguín Martínez respecto a la situación, éste se negó hablar del tema.
Ante esa actitud, el oficial mayor violenta los artículos 16, 309 del código penal, que contemplan los delitos de negociaciones indebidas e infidelidad en la custodia de documentos y lo que resulte, ilícitos previstos y sancionados por los artículos 302 y 309 del código penal vigente en nuestra entidad.
Roberto Olguín además fue beneficiado por la administración anterior con un proyecto productivo por 75 mil pesos. Apoyo que obtuvo en su momento como funcionario de la presidencia municipal y en aprovechamiento de ese cargo.
Ante esto, el artículo 309 de mismo código refiere que “se impondrá de seis meses a cinco años de prisión y de 20 a 150 días de multa al servidor público que, en el desempeño de su empleo, cargo o comisión, otorgue indebidamente por sí o por interpósita persona, contratos, concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones o efectúe compras, ventas o realice cualquier acto jurídico que produzca beneficios económicos al propio servidor público, a su cónyuge, ascendientes o descendientes, parientes por consanguineidad o afinidad hasta el cuarto grado”.
En el caso de que el oficial mayor de la asamblea municipal se niegue a entregar los libros de actas de la administración pública anterior, puede ser sancionado de uno a cinco años de prisión y multa de 20 a 250 días, de acuerdo con el artículo 302 del código penal.
Sin embargo y pese a la violación de la ley, Roberto Olguín continúa en el cargo, el cual avaló el alcalde.

Comentarios