Pachuca

Ante la presencia de más de un millón de personas de 65 años y más sin servicios médicos, se pretende que el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) establezca convenios con el sector salud, con el fin de garantizar descuentos en los bienes y servicios que presta la iniciativa privada en esa materia, especialmente en atención hospitalaria.
La iniciativa de reforma, realizada por el diputado por Hidalgo Alejandro González Murillo, la cual ya se turnó a la comisión de atención a grupos vulnerables para su análisis, indica que hasta 2015, de una población de 8 millones 456 mil 566 personas adultas mayores, 12.90 por ciento no estaba afiliado a servicios de salud.
“La alarmante realidad que estos datos presentan radica en que, al 2015, existían en nuestro país al menos un millón 102 mil 80 personas de 65 años o más que no se encontraban afiliadas a los servicios de salud que ofrece el Estado […] más de 12 por ciento de nuestros adultos mayores se encuentran en franco desamparo en materia de salud”, destaca el texto.
Apunta que por rangos de edad, quienes más padecen de una enfermedad crónica o discapacidad permanente son las personas que tienen entre 65 y 74 años, e invierten en promedio de 300 a 600 pesos en gastos médicos y de especialistas al mes.
Puntualiza que aún más alarmante es que en un futuro cercano el número de personas adultas mayores crecerá exponencialmente, “lo que implicará el colapso del sistema de salud mexicano ante la incapacidad de garantizar la atención médica.”
De tal modo que la propuesta de reforma del artículo 28 de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores disponga de más facultades al Inapam.
Es decir, celebrar, en términos de lo dispuesto por las fracciones séptima y 18 de ese artículo, convenios con el sector salud con el fin de garantizar descuentos en los bienes y servicios que presta la iniciativa privada en materia de salud, especialmente en atención hospitalaria.
“La iniciativa tiene como propósito transversal beneficiar a todas las personas adultas mayores en los temas de salud, así como a la inclusión hospitalaria”, relata.

Comentarios