Perspectiva desde las alturas

210
alturas

BRENDA GONZÁLEZ SOTO

Pachuca.- En el último día de actividades del noveno Festival Internacional de la Imagen (FINI) fue llevada a cabo la clase magistral “Fotografía aérea”, impartida por el mexicano Santiago Arau en el salón de actos Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier del centro cultural universitario (CCU) La Garza.

El experto abordó temas claves como la importancia de las imágenes en la vida cotidiana, cómo fue que surgió la fotografía aérea y cuál fue su utilidad, además de cómo él empezó a adentrarse en el mundo fotográfico y narró un poco de su trayectoria.

Para comenzar la conferencia, el fotógrafo habló acerca de sus 15 años de carrera. Dijo que su primer acercamiento profesional fue en una televisora con un trabajo menor, en donde fue “agarrando” experiencia hasta que se convirtió en el fotógrafo reconocido que es hoy en día.

Encontrar su camino no le fue sencillo, ya que al principio no tenía una motivación y fue hasta que tomó una cámara que el amor a primera vista surgió y comenzó a tomar fotografías.

Después, mostró a los asistentes una parte de su trabajo al exhibir el documental 19 de septiembre que hizo en colaboración con más fotógrafos y el escritor Diego Rabasa, en donde retrata los momentos después del sismo de 2017 que azotó a México.

El público se mostró impactado al ver las imágenes presentadas, ya que las tomas aéreas sobre los derrumbes que ocurrieron en la Ciudad de México son impresionantes y, al mismo tiempo, desgarradoras.

Para finalizar la charla, Santiago mencionó que la fotografía lo ha situado en momentos trascendentes de la historia y también ha sido la herramienta que le ha permitido conocer un sinnúmero de maravillas dentro del país.

Asimismo, mencionó que la fotografía aérea es completamente un arte, ya que los drones que son utilizados para realizar diversas tomas abren muchas posibilidades, sin embargo, el fotógrafo es el encargado de buscar el mejor ángulo para retratar las realidades sociales de la vida cotidiana.

En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, Santiago compartió que desde niño la fotografía aérea llamaba su atención y fue con el libro México: una visión de altura, de Carlos Fuentes con fotografías de Michael Calderwood, que se sintió atrapado totalmente por esa manera de capturar momentos, ya que rompía con la mirada fotográfica ya establecida a través de distintos encuadres del país.

Entre las mayores dificultades que su trabajo implica, mencionó que siempre es un riesgo tener un objeto volando, ya que las condiciones climáticas pueden ser desfavorecedoras, además de que se puede ocasionar un daño a alguna persona, por lo cual es necesario contar con experiencia para manejar esas herramientas.

Finalmente, expresó que su mayor satisfacción dentro del mundo fotográfico ha sido el acercamiento que su trabajo le ha permitido con personas que aprecian sus obras.
“La mayor satisfacción que me deja la foto son los momentos donde puedo compartir mis experiencias con gente joven… que la gente se sienta identificada con mi trabajo y que la gente me diga que siente inspiración, creo que esas son las cosas que puedo decir que son más gratificantes de mi trabajo.”

Entre sus obras pueden encontrarse fotografías de movimientos sociales que utiliza para sumarse a causas y visualizar los hechos que ocurren en el país; asimismo, ha mostrado, a través de imágenes, la diversidad cultural y ecológica de México.

Comentarios