Integrantes de la FNERRR permanecen a las afueras del palacio de gobierno, en Pachuca

Pachuca.- Pese a la amenaza de desalojo, estudiantes adheridos a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR) permanecen en un plantón instalado afuera de las oficinas del palacio de gobierno, en Pachuca.

Lo anterior, ante la falta de solución a las necesidades de miles de estudiantes y las carencias de infraestructura en diversas instituciones educativas.

“Continuamos con la instalación de nuestro plantón con los materiales que teníamos en las manos. Desde que llegó esta administración estatal hemos planteado situaciones que no han sido atendidas, como la conclusión de los albergues estudiantiles en los municipios de Mineral de la Reforma y Huejutla, indicó en entrevista Saúl Asiain Olivares, miembro de la organización estudiantil.

“Exigimos que se concrete la reunión con el secretario de Educación Pública para tratar con él asuntos de diversos centros educativos con temas de infraestructura: la segunda etapa del bachillerato Coronel Nicolás Romero y la construcción de aulas en diversas escuelas en donde, por el incremento de la matrícula, es necesario proveer de los espacios adecuados que propicien el desarrollo de los estudiantes.

Agregó que demandan el reconocimiento de la secundaria Vicente Riva Palacio, y de las extensiones de instituciones de nivel básico en Pachuca y Tizayuca. “Asimismo, pedimos el pago de sueldos justos para maestros y la remuneración de salarios vencidos para al menos 10 docentes”.

El estudiante enfatizó en que con la intención de que el alumnado refuerce los conocimientos adquiridos en las aulas, “solicitamos se facilite el transporte para que jóvenes de escasos recursos puedan realizar viajes de estudio”.

Dijo que permanecerán afuera del palacio de gobierno hasta que sean atendidas sus peticiones, pues, puntualizó, “la educación es un derecho inherente a cada uno de los mexicanos”.

  • Saúl Asiain Olivares, miembro de la organización estudiantil, dijo que permanecerán ahí hasta que sean atendidas sus peticiones, pues “la educación es un derecho inherente a cada uno de los mexicanos”

Comentarios