Pese a pandemia, justicia no se paralizó: procurador

422
paralizó

Pachuca.- Raúl Arroyo González, fiscal estatal, aseveró que pese a las medidas implementadas a raíz de la pandemia del coronavirus (Covid-19) la impartición de justicia no se ha visto paralizada. En tanto, reveló que hasta el momento, al interior de la PGJEH hay 38 contagios de la enfermedad.

Durante su participación en el Foro de Constitucionalistas de la República Mexicana, el funcionario precisó que para la atención de casi 3 millones de habitantes de los 84 municipios, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) cuenta con 2 mil 200 servidores, de los cuales 38 han resultado positivo a Covid-19.

Sin embargo, afirmó que hasta el momento no existen fallecimientos ni personas hospitalizadas, pues quienes están todavía en condición de positivo, que son 17, permanecen en su residencia, mientras que el resto ya se recuperó y se reincorporó a sus labores.

“Este es un buen número que nos deja claro que el cerco sanitario que pusimos alrededor de nuestro funcionamiento dio buenos resultados”. Además, enfatizó que al interior de la procuraduría fueron tomadas todas las recomendaciones para evitar contagios, por lo que solo 30 por ciento del personal continuó sus jornadas presenciales.

No obstante, aseveró que fueron establecidas prioridades para los delitos que serían atendidos de manera inmediata y privilegiar los ºde alto impacto, así como los que afectan a mujeres o menores de edad y aquellos que fueron cometidos en fragancia, por lo que la preocupación de justicia no fue descuidada.

“Hay miles de personas que siguen cumpliendo en este mismo momento con sus responsabilidades, desde los ministerios públicos, peritos, policías de investigación y administrativos, funcionarios que no hemos pausado la marcha, aún y con los riesgos, pero desde luego, con todos los cuidados.”

Por otra parte, comentó que durante este tiempo ha sido necesario establecer nuevas condiciones laborales con el Poder Judicial, puesto que ese cerró prácticamente y mantuvo solo el área de justicia penal en condiciones de programación, lo que los obligó a mantener una comunicación más fluida.

Comentarios