Pide diputada cumplir NOM sobre límites de contaminantes en aguas

312
contaminantes en aguas

Pachuca.- La diputada y coordinadora de la diputación de Morena en el Congreso del estado Lisset Marcelino Tovar planteó un exhorto a diversas autoridades federales y estatales para que se cumplan las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que establecen los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales.

Marcelino Tovar, en su planteamiento, solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Secretaría de Salud y a la Comisión Nacional del Agua del gobierno federal, así como al gobierno del estado y a los ayuntamientos de los 26 municipios que conforman el Valle del Mezquital, informen al Congreso qué fabricas e industrias que se encuentran asentadas en esa región cumplen, y cuáles no, con las normas oficiales mexicanas NOM-001-SERMANAT-1996, NOM-002-SERMANTAT-1996, y NOM-003-SERMANAT-1997.

También, les exhortó para que, dentro del ámbito de sus atribuciones, requieran el cumplimiento de las normas oficiales antes referidas.

Detalló que el Valle del Mezquital es una de las 10 regiones que conforman el estado de Hidalgo compuesta por 26 municipios por los cuales atraviesa un sistema de canales y presas, distribuyendo esas aguas residuales a los cultivos de la región.

Las aguas residuales o “aguas negras” como se le conocen popularmente, dijo, son producto de una composición variada proveniente de las descargas de usos municipales, industriales, comerciales, de servicios agrícolas, pecuarios, domésticos y en general de cualquier otro uso, así como la mezcla de ellas.

Mencionó que dichas normas establecen los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bines nacionales, a los sistemas de alcantarillado urbano o municipal y aquellas que se reúsen para servicios al público.

Indicó que si bien, las aguas residuales significan un beneficio para la actividad agrícola, en tanto fertilizan y enriquecen los suelos, los excedentes recargan de forma no intencional los acuíferos, provocando, con ello, la contaminación del recurso de agua destinado al consumo humano.

Comentó que la cantidad de líquido que, hoy es de casi 25 metros por segundo de las aguas residuales que filtran en el subsuelo del Valle del Mezquital, forman un acuífero cuyo contenido ha atravesado por un proceso de depuración, en algunos casos, superior a una planta de tratamiento avanzado.

Esa capacidad de depuración, subrayó, se está deteriorando ocasionado contaminación de los mantos acuíferos subterráneos que son utilizados para el aprovechamiento y extracción de agua para el consumo humano afectando la salud de los habitantes de esa región, por lo que urge poner una solución.

Comentarios