Pide diputada tipificar violencia política contra mujeres

509
mujeres
La iniciativa fue presentada por Edith Avilés Cano

Pachuca

Al presentar iniciativa de reforma al código electoral de Hidalgo, la diputada priista Edith Avilés Cano consideró necesario emitir un protocolo que establezca acciones urgentes para enfrentar casos de violencia política contra las mujeres y prevenir así daños mayores a las víctimas, sus familias y personas cercanas.
“Esta herramienta pretende orientar a las instituciones ante situaciones de violencia política contra las mujeres, facilitar la implementación de las obligaciones internacionales, así como dar estricto cumplimiento a la debida diligencia. Trata de responder a la ausencia de un marco normativo integral y de políticas concretas en la materia”, expresó.
En sesión de diputación permanente, agregó que los objetivos de ese instrumento son: facilitar la identificación de la violencia política contra las mujeres; evitar daños mayores a las víctimas, sus familias y personas cercanas; generar una adecuada coordinación entre las instituciones responsables de hacer frente a casos de violencia política contra las mujeres y servir de guía para atender esa violencia.
Avilés Cano sufrió amenazas, contra ella y su familia, durante las pasadas campañas electorales, por lo que expresó que la intensión es que a las candidatas se les garantice su derecho a ser votadas, sin que se les agreda a través de cualquier acto.
“La violencia política contra las mujeres puede generar distintos tipos de responsabilidades (electoral, administrativa, penal, civil e internacional) y puede manifestarse en distintas modalidades. Ello definirá el tipo de medidas que deben ser tomadas y la forma en que deberá atenderse a la víctima”, puntualizó.
La conceptualización de violencia política que se encuentra contenida en la iniciativa presentada ante las cámaras del Congreso de la Unión, ha sido retomada en gran parte en la propuesta, por lo que se propone definir como violencia política a todos los actos u omisiones por medio de los cuales se presiona, persigue, hostiga, acosa, coacciona, amenaza, incluso a costa de su vida, a una o a varias mujeres por parte de quien o quienes ejercen algún tipo de poder con el fin de denigrar, menoscabar, limitar, condicionar, excluir, impedir o anular la pretensión legítima de participación en la vida democrática a través de la integración de los órganos de representación política y el acceso al poder público, de una o varias mujeres.
“La violencia política contra las mujeres constituye una forma de discriminación de los espacios de poder y de decisión; fomenta la desigualdad y trasgrede los derechos políticos y civiles de las mujeres; puede expresarse incumpliendo las disposiciones jurídicas nacionales e internacionales que consignan el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres”, destacó.
La iniciativa fue turnada a la comisión de legislación y puntos constitucionales.

Comentarios