Pide diputado homologar Ley de Voluntad Anticipada en estados

403
pedro
El legislador por Hidalgo Pedro Luis Noble

Pachuca

El legislador por Hidalgo Pedro Luis Noble presentó un punto de acuerdo con el fin que las legislaturas de las entidades federativas actualicen, o en su caso expidan, ordenamientos jurídicos en materia de voluntad anticipada, observando lo establecido en tratados internacionales, principios constitucionales y leyes secundarias de la materia.
La proposición del legislador priista fue turnada a la comisión de salud para su análisis.
La voluntad anticipada es el documento mediante el cual una persona declara, por escrito, sus deseos respecto a ciertas intervenciones médicas, dirigido al personal sanitario y a otras personas significativas.
Lo realiza una persona llamada otorgante, capacitada para tomar decisiones sobre los cuidados de su salud. Tales deseos deben ser respetados y cumplidos por el personal médico o el equipo sanitario cuando la persona esté imposibilitada de manifestar su voluntad y con la intención de que entren en vigor cuando pierda dicha capacidad.
“En la voluntad anticipada para decidir sobre el tratamiento o la suspensión del mismo es importante considerar la manifestación del consentimiento, pues lo que se pretende es evitar el sufrimiento y la obstinación médica para prolongarlos”, expone el documento del diputado federal.
El punto de acuerdo recae en que si bien en la República existen 13 estados, entre ellos Hidalgo, que contemplan con una Ley de Voluntad Anticipada ésta se homologue ya que actualmente las presentes cuentan con deficiencias en sus criterios, objetivos y alcances.
Otro punto en el que hace hincapié la proposición es el gradual aumento de las personas que acuden ante notarios públicos para firmar un documento de voluntad anticipada, pues tan solo del 17 de enero de 2008 hasta marzo de 2016 se suscribieron 5 mil 414 voluntades.
De aquí es como se desprende el intento de exhorto a las legislaturas de todas las entidades federativas.
El documentó puntualiza que es importante mencionar que la norma jurídica existente no ampara ni justifica la eutanasia, entendida como todo acto u omisión realizado por personal médico que ocasiona la muerte de un ser humano.
Mientras que solo se presentan los ordenamientos que regulan la llamada ortotanasia o muerte digna, que consiste en el otorgamiento de medidas médicas paliativas que disminuyen el sufrimiento o que lo hacen tolerable, permitiendo el apoyo emocional y espiritual a las y los enfermos terminales.

Comentarios