Pide Papa perdón por pederastia

164
Papa

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco pidió perdón a las familias de las víctimas de los curas pedófilos, a los que les expresó su amor y dolor.

Esto, en el prefacio del libro de Daniel Pittet, un suizo de 57 años que sufrió en su infancia los abusos de un fraile capuchino, también helvético.

“Se trata de una absoluta monstruosidad, un pecado terrible”, escribe el Papa en el prefacio sobre el libro en que Pittet relata los abusos que sufrió como monaguillo.

Jorge Bergoglio recuerda que algunas víctimas llegaron a quitarse la vida.

“Estas muertes pesan sobre mi corazón y mi conciencia y sobre toda la Iglesia”, asegura.

El libro con el prefacio, anunciado ayer en exclusiva por el diario alemán Bild, se titula: Lo perdono, padre.

Daniel Pittet sufrió la agresión del pedófilo entre los nueve y 13 años. Hoy trabaja en Friburgo como bibliotecario y fundó la asociación Rezar y Testimoniar.

En el prefacio, el Papa escribió que cuando Daniel le contó su historia pudo ver otra vez los daños espantosos causados por los abusos sexuales y el largo y doloroso camino que espera a las víctimas.

El fraile suizo abusador que lo violó decenas de veces es el padre Joel Allaz. Fue denunciado por Pittet 20 años después al enterarse que el pedófilo continuaba con sus andanzas y las autoridades eclesiásticas lo trasladaban de una diócesis a otra para evitar el escándalo.

En 2008, el padre Allaz fue procesado por 24 casos de abusos sexuales, cometidos entre 1958 y 1995, pero la mayoría de los casos habían caído en prescripción tanto en Suiza como en Francia.

En diciembre de 2011, el fraile capuchino abusador en serie fue salvado de la prisión con una suspensión condicional de una pena de dos años que le había sido dictada.

El pedófilo nunca fue reducido al estado laical, como indican las normas canónicas en estos casos, en otra demostración de la complicidad que continúa en muchos sectores eclesiásticos.

Comentarios