Pide Peña ampliar diálogo sobre ley

122
peña

 

Érika Hernández / Diana Baptista / Agencia Reforma /
Ciudad de México
Ante críticas a la Ley de Seguridad Interior, el presidente Enrique Peña Nieto llamó al Senado a ampliar el diálogo con organizaciones para enriquecer dicha legislación.
“Hago un llamado al propio Senado de la República para que amplíe, precisamente, los espacios de diálogo, de acercamiento con las distintas organizaciones de la sociedad civil para poder escuchar todas las voces y poder realmente enriquecer lo que eventualmente el Senado esté resolviendo en alcance a esta iniciativa presentada”, apuntó.
Tras escuchar la exigencia del Premio Nacional de Derechos Humanos Miguel Álvarez y del ombudsman nacional Raúl González de frenar dicha ley, dijo estar consciente de que organizaciones civiles, organismos internacionales e incluso la Comisión Nacional de Derechos Humanos están en contra, sin embargo, insistió en que la legislación es necesaria.
González llamó a elaborar leyes basadas en derechos humanos que solucionen de fondo el problema de inseguridad en México.
Ante los rostros serios de Peña y del secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong en la premiación, criticó que la legislación tiene diferencias conceptuales sobre la “seguridad interior”, por lo que urgió una reflexión seria sobre el tema.
“Sé que existen, como aquí lo hemos escuchado, distintos puntos de vista respecto a esta ley, y estoy seguro, habrá más entre las distintas organizaciones de la sociedad civil, entre sectores de la sociedad y la propia que tienen quienes tienen la responsabilidad de asegurar condiciones de seguridad para la sociedad desde responsabilidades públicas”, dijo Peña.
“El reto que tenemos todos, sociedad y gobierno, es hacer compatible la actuación de las Fuerzas Armadas, hoy, indispensable en muchas regiones del país, con la necesidad de construir instituciones civiles eficaces y hacerlo en un marco de respeto pleno a los derechos humanos”, atajó.
También dijo que es el primero en reconocer que el Estado tiene un reto para que los derechos humanos se respeten, principalmente en los estados.
Informó que, en cinco años, el gobierno federal ha capacitado a 36 mil 500 servidores públicos en derechos humanos.
Esa cifra, afirma la presidencia, es 84 por ciento más de la meta comprometida para 2018.

Comentarios