Pide SRE indagar sobre presunta esterilización de mexicanas en EU

294

Hay identificadas nueve mujeres que recibieron atención ginecológica por parte de Mahendra Amin, el doctor a quien se señala de abuso y negligencia médica

Ciudad de México.- México anunció ayer que denunciará presuntos abusos médicos contra mexicanas en el centro de detención migratoria del condado de Irwin (Georgia, EU), donde se indaga sobre supuestas esterilizaciones sin que las migrantes lo pidieran o sin entender de qué se trataba.

Mediante una nota informativa, la cancillería mexicana indicó que hay identificadas nueve mujeres mexicanas que recibieron atención ginecológica por parte de Mahendra Amin, el doctor a quien se señala de abuso y negligencia médica.

“De esas nueve mujeres, se ha determinado que tres fueron intervenidas quirúrgicamente, aunque en procedimientos distintos a una histerectomía (extirpación del útero). De las nueve, cinco están aún detenidas y cuatro ya se encuentran en México”, apuntó.

La cancillería mexicana indicó que, con base en las averiguaciones llevadas hasta ahora, el grupo de abogados y el consulado en Atlanta (Georgia) han trazado una ruta para presentar denuncias por “dos principales actos de abusos y malas prácticas: procedimientos quirúrgicos sin pleno consentimiento informado y realización de procedimientos quirúrgicos innecesarios”.

En el primer caso, la denuncia hará énfasis en la necesidad de investigar puntualmente el trabajo realizado por Amin y su equipo para explicar diagnósticos médicos, justificar la pertinencia de las intervenciones que pretendía realizar y explorar u ofrecer alternativas a las pacientes antes de llevar a cabo dichas intervenciones.

En el segundo caso, dijo que, tras una revisión exhaustiva de los expedientes, los especialistas médicos independientes consultados consideran que “las intervenciones ginecológicas bajo investigación, por su naturaleza invasiva, fueron apresuradas e innecesarias”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana aseguró que el consulado se encuentra en “estrecha y permanente comunicación” con las mexicanas afectadas por los presuntos abusos médicos, así como con las organizaciones civiles y abogados que han apoyado el seguimiento de los casos.

De interés

Comentarios