Pachuca.- Hoy, durante la audiencia intermedia del exdirector de recursos financieros de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) José Antonio T.D, correspondiente a la causa penal 362/2018 por el presunto desvío de 248 millones 441 mil 683 pesos, que debieron ser asignados para el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el agente del Ministerio Público solicitó la pena máxima de 12 años de prisión para el imputado, así como una multa de 500 umas.

Además, el juez de control Víctor Manuel Portela aceptó las 56 pruebas presentadas por el MP, consistentes en testimoniales de dos o más personas, periciales y documentales, donde de acuerdo con el apoderado legal del gobierno del estado Carlos Arozqueta Solís, “obran las trasferencias dentro de las cuenta bancarias en las que se acredita que el dinero que debía ser para un punto, se desvió para otros”. Por lo que esperan que el juicio pueda iniciar a finales de marzo.

Por su parte, el abogado de la defensa Francisco Acevedo Castro explicó que llevarán a cabo una defensa pasiva que consistirá en escuchar lo que digan los testigos y analizar los documentos para posteriormente ingresar sus pruebas de refutación, toda vez que no consideran viable “entrar en discusiones necias, que no nos llevarán a ningún lado”.
Además, dijo que no descartan la posibilidad de solicitar que el exgobernador y actual dirigente del PRI en la Ciudad de México Francisco Olvera Ruiz, sea citado a declarar en calidad de testigo, así como otros exfuncionarios que podrían aportar pruebas, entre ellos secretarios, subsecretarios y tesoreros.

A parte de la ya mencionada, José Antonio T. D. está acusado de otras dos causas penales; una por 68 millones 795 mil 010 pesos, y otra por 126 millones 871 mil 653 pesos.

Más información en la edición impresa de mañana

Comentarios