Piden aumentar penas vs violencia sexual infantil con 20 años de prisión

361
violencia sexual

Pachuca.- Gloria Romero, diputada del Partido Acción Nacional (PAN), propuso una reforma al Código Penal para incrementar las penas contra las personas que cometan violencia sexual infantil.

Desde la tribuna del Congreso de Hidalgo, la legisladora propuso 7 a 20 años de prisión al que “realice sin violencia cópula con persona menor de 15 años” y en caso de existir violencia “se aumentará en una mitad la punibilidad”.

“En Hidalgo, la violación a menores ni siquiera se considera como agravante; en todo caso, para las autoridades es abuso sexual infantil, pero no menciona qué pena recibiría un violador de menores”, dijo.

La violación impropia, como utilizar un objeto para penetrar a la víctima, se considera en Aguascalientes, Nayarit, Oaxaca y Sinaloa un delito más grave que la violación propia, que es copular con la víctima contra su voluntad, mientras que en otros estados como Durango, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo, se le considera menos grave.

Por tanto, “es necesario que Hidalgo sea más sensible a la problemática de violencia sexual infantil, al establecer penas más severas, homologando el Código Penal local con el Código Penal Federal, especialmente, si consideramos el importante número de denuncias presentadas en el estado por este tipo de delito”.

Yucatán, Tlaxcala, Tabasco, Sinaloa, Quintana Roo, Querétaro, Morelos, Jalisco y la Ciudad de México han impuesto sanciones más severas a los que cometen delitos de violencia sexual infantil, ya sea violación o abuso sexual.

Durante el 2016 se denunciaron un total de 448 violaciones y otros 372 delitos sexuales en Hidalgo.

En el primer trimestre del 2017, Hidalgo contabilizó 67 violaciones y 50 denuncias por otros delitos sexuales. De acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cerca del 95 por ciento de los delitos sexuales ni siquiera se denuncian, sino que se quedan en la llamada “cifra negra”.

“Actualmente la mayoría de los niños y familiares no denuncian casos de violencia sexual por temor al estigma e intolerancia social, así como por desconfianza hacia las autoridades”.

Comentarios