Piden cesar a oficial por atropello

277
atropello

Luego que el sábado agrediera a una familia, entre ellos un menor de edad con una discapacidad. Además, iniciarán una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Ajacuba.- Un elemento de la Policía municipal de Ajacuba fue acusado de presunto abuso de autoridad, luego de que el sábado agrediera a una familia, entre ellos un menor de edad con una discapacidad, por ello solicitaron al alcalde Salvador Pérez Gómez el cese inmediato del funcionario.

Los quejosos narraron que al circular en su vehículo, un Atos blanco, en una calle empedrada con rumbo a la colonia Santa Jacoba detuvieron su marcha para saludar a un pariente, cuando fueron interceptados por una unidad de la Policía municipal donde viajaba Sidronio N, según ellos con actitud prepotente los obligó a descender del vehículo para realizar una “revisión de rutina”.

La familia le solicitó que moderara su manera de intervenirlos ya que se dirigían a una consulta con su hijo, sin embargo, el oficial comenzó a jalonearlos con el fin de obligarlos descender de la unidad. La acción provocó que el menor entrara en crisis.

Ante la situación, los padres dijeron al elemento que debían llevar al menor al médico, pero él insistía en que “sus leyes lo amparaban y estaba haciendo su trabajo”. Sin embargo, se trasladaron a darle atención a su hijo.

Horas después de ocurridos los hechos, acudieron a la alcaldía para iniciar la queja correspondiente contra el Policía municipal; fueron atendidos por Manuel Castro Ríos, yerno del edil quien tiene el cargo de secretario particular, quien les sugirió regresar el lunes.

Debido al mal comportamiento y falta de ética policial de los elementos del presidente municipal Salvador Pérez Gómez solicitaron entrevistarse el lunes con Armando Arellano González, secretario municipal.

“Nos comentó que él estaba en la disposición de apoyarnos y que iniciáramos la queja ante contraloría para tomar medidas en contra de dicho elemento. Al respecto, al dialogar con personal de contraloría y con el director de seguridad pública municipal Marino Hernández Hernández mencionó que vería el problema y pidió una disculpa por su elemento.

” Sin embargo, lamentaron que dicha disculpa fue “entre comillas”, así como la supuesta llamada de atención, porque el señalado continúa en su cargo.

Por lo que solicitaron al edil lo remueva de la corporación, ya que indicaron que no es la primera vez que tiene ese tipo de comportamiento, además de que pidieron sea vetado de toda corporación.

Agregaron que además iniciarán una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Comentarios