Piden a EU sancionar a México por descuidar a la vaquita marina

875
vaquita

La vaquita marina, especie endémica de México, está a punto de desaparecer y es necesario tomar medidas urgentes y “agresivas” para intentar salvarla. Una de ellas es el cautiverio y otra, según el Centro para la Diversidad Biológica (CDB), es que el gobierno de Estados Unidos imponga sanciones comerciales que obliguen al gobierno de Enrique Peña Nieto a actuar con prontitud.
El CDB, una organización con base en Estados Unidos, informó que emplazó formalmente, mediante una acción legal, al gobierno del vecino del norte con el fin de obligarle a sancionar a las autoridades mexicanas por no actuar contra la pesca ilegal del pez totoaba.
En diversas ocasiones, organizaciones de la sociedad civil han alertado que la pesca ilegal de la totoaba, especie que también se encuentra en peligro de extinción, ha causado el declive continuo de la vaquita marina, de la que quedan apenas 30 individuos en vida silvestre.
En el marco de la Conferencia de las Partes (COP13) del Convenio de Diversidad Biológica, celebrada en Cancún, Quintana Roo, activistas denunciaron que la pesca no ha parado. Además acusaron que ni las autoridades ambientales ni las pesqueras han informado qué acciones planean implementar cuando concluya la veda anunciada el año pasado por el presidente de México que prohíbe por dos años el uso de redes de enmalle que resultan dañinas para la vaquita marina.
En entrevista con Sinembargo, Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, explicó que bajo la Ley Enmienda Pelly de Estados Unidos, los secretarios de Interior y Comercio de ese país pueden “certificar” a cualquier nación que “disminuya la efectividad” de un tratado de vida silvestre.
Lo anterior significa que si el gobierno de Peña Nieto obtiene dicha certificación, la nueva administración de Donald Trump podría sancionarlo prohibiendo el ingreso de camarón y otras importaciones de recursos pesqueros lucrativos a Estados Unidos, advirtió el centro.
En ese caso, tanto la totoaba como la vaquita están protegidos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites) de 1973, que prohíbe el comercio internacional de ambas especies.
Desde 2014, recordó Olivera, el CDB instó al gobierno estadunidense a certificar a México por violar dicho tratado por su comercio ilegal de totoaba.
Olivera consideró que “hasta que el gobierno mexicano no sienta una presión del gobierno estadunidense por alguna sanción comercial, es cuando se darán las medidas” para la protección de la vaquita.
Agregó que las sanciones, que dependen de la Casa Blanca, pueden ir desde el cierre de puertos a embarcaciones pesqueras mexicanas, hasta el embargo comercial de productos pesqueros.

Comentarios