Los señalados estuvieron encarcelados en 2009 por presunta delincuencia organizada

Pachuca.- Un grupo de expolicías municipales de Pachuca que fueron detenidos y encarcelados en 2009 por la extinta Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) por presuntos delitos de delincuencia organizada y que han recobrado su libertad, acudieron con el diputado y coordinador del grupo legislativo morenista Ricardo Baptista González para solicitar su apoyo para lograr un acuerdo de reparación de daños con el gobierno federal, así como limpiar su imagen y reputación, ya que dijeron ser víctimas de una acusación fabricada por parte del gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Explicaron que son 69 elementos que fueron detenidos el 24 de junio y 14 de septiembre de 2009 por presuntos delitos contra la salud y delincuencia organizada, sin embargo, fueron liberados por falta de elementos para procesar después de varios años de estar en prisión. Hoy no pueden emplearse en Hidalgo por tener antecedentes penales a pesar de que fueron eximidos de las imputaciones que en su momento les hizo la SSP, en ese entonces a cargo de Genaro García Luna, dijeron los agraviados.

Indicaron que su detención, arraigo y posterior encarcelamiento, siendo presidente municipal Francisco Olvera Ruiz, fue producto de una fabricación de delitos por parte del gobierno federal y del gobierno estatal, en ese entonces a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, ya que un presunto “testigo protegido” cuya existencia es incierta (pues a través de investigaciones que ellos han realizado, hallaron que no existe registro de tal testigo), los vinculó con un grupo delincuencial a través de su presunta identificación por medio de un álbum fotográfico, nunca de manera física.

Comentaron que debido a su detención y encarcelamiento la mayoría de ellos padecieron un cúmulo de injusticias durante su estancia en los penales ubicados en diferentes entidades federativas, así como la desintegración de sus hogares, por lo que hoy solicitan la intervención del diputado Ricardo Baptista para buscar una alternativa para el resarcimiento de daños ya que no cometieron ninguno de los presuntos delitos que les imputaron, pues dijeron que nunca fueron atendidos ni escuchados en la pasada administración de Enrique Peña Nieto.

Comentaron que acuden al Congreso del estado con los legisladores de Morena porque el gobierno de Omar Fayad tampoco ha atendido sus peticiones de indemnización y que únicamente les ofreció asesoría legal. Explicaron que cuando acudieron con el exalcalde de Pachuca Eleazar García a solicitar el resarcimiento de los daños ocasionados, fueron engañados ya que les prometieron otorgar apoyos de financiamiento para auto empleo por 24 mil pesos, que en realidad fue una especie de finiquito, pues les obligaron a firmar un documento que así lo avalaba, cuando antes les habían dicho que era un apoyo.

Después de escuchar a los expolicías municipales, entre ellos, varias mujeres, el diputado Baptista González ofreció ser facilitador para buscar una reunión con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación Alejandro Encinas Rodríguez, para que los atienda y escuche, a efecto de lograr un posible acuerdo resarcitorio y para limpiar su imagen, a fin de poder emplearse nuevamente, ya que hoy están impedidos, por lo que tienen que subsistir a través del comercio informal, como albañiles, herreros y operadores de taxis, con ingresos precarios y sin acceso a servicios de salud y otros beneficios sociales.

  • Solicitaron el apoyo de Ricardo Baptista para poder limpiar su imagen, ya que dijeron ser víctimas de una acusación fabricada por parte del gobierno del expresidente Felipe Calderón
delincuencia organizada,expolicías ,acuerdo

Comentarios