Piden intervención de Segob y CNDH por muerte de menor

603
Segob

Progreso.- Ante el presunto influyentismo e irregularidades en el proceso legal por la muerte de una niña de tres años en Progreso, la madre de la menor solicitó
la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Secretaría de Gobernación (Segob).

En una carta dirigida a la presidenta de la CNDH Rosario Ibarra de Piedra y a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, la madre exige justicia luego que la presunta responsable fue puesta en libertad horas antes de que se cumpliera el plazo establecido por la ley, sin que se haya judicializado la carpeta dentro de una audiencia inicial.

El 6 de enero se informó que una menor de edad había perdido la vida en los cruces de avenida Ferrocarril norte esquina con Reforma, donde había participado un vehículo Aveo negro conducido por NPH, de 49 años.

De acuerdo con Yenni Serrano Avecias, madre de la menor, la presunta responsable tiene parentesco con el magistrado del Tribunal Superior de Justicia Administrativa de Hidalgo, Iram Zúñiga Pérez.

Lo que explica que en menos de 24 horas la mujer, pese haber sido puesta a disposición del Ministerio Público de Mixquiahuala, haya quedado en libertad, violando el debido proceso.

Ante ese nivel de lo que Serrano Avecias y familiares catalogan como influyentismo, decidió hacer una carta abierta.

“Ya que en nuestro municipio vivimos una terrible impunidad y falta del Estado de Derecho derivado del influyentismo de ciertos personajes políticos para proteger a sus familiares en la probable comisión de un delito”.

La madre exigió que se lleve a cabo el debido proceso para que dentro del marco normativo y científico, se puedan deslindar responsabilidades y no usar el influyentismo en el más alto nivel del gobierno.

Denunció que en menos de 24 horas modificaron un peritaje para favorecer a NPH y eximirla de toda responsabilidad, “quien hoy goza de libertad dejando impune la muerte de mi menor hija”.

“Es de suma importancia que intervengan autoridades del más alto nivel federal, tanto de la CNDH y la Secretaría de Gobernación para que velen por mis derechos y los de mi pequeña hija y exista justicia en su muerte y podamos así erradicar el mal vicio de la falta de Estado de Derecho, el influyentismo y corrupción en nuestro sistema jurídico”.

Comentarios