dea

José Díaz Briseño / Agencia Reforma
Washington

Legisladores demócratas solicitaron al Departamento de Justicia de Estados Unidos (EU) iniciar una investigación interna a la DEA por su controvertida actuación en dos operativos en México.
En junio de 2017, la agencia de noticias independiente ProPublica reveló que una fuga de información de agentes mexicanos de las Unidades de Investigación Especiales (SIU, en inglés) provocó que los Zetas desataran la masacre de 2011 en Allende, Coahuila, en la que murieron entre 60 y 300 personas.
En diciembre de 2017, otro reportaje de ProPublica indicó que la DEA sabía que cinco personas secuestradas por los Zetas en el hotel Holiday Inn en Monterrey, en abril de 2010, habían sido confundidas con miembros de las SIU.
“Estos operativos provocan fuertes preguntas sobre las prácticas de las SIU financiadas y entrenadas por la DEA y la necesidad de más rendición de cuentas”, dice la carta enviada al inspector general del Departamento de Justicia.
Los firmantes de la misiva son los representantes Jerrold Nadler y Eliot Engel, del comité judicial y el comité de relaciones exteriores, así como los senadores Patrick Leahy y Dianne Feinstein, miembros de alto rango en el comité de gastos y el comité judicial.
Las unidades SIU, presentes en 12 países, son grupos de agentes locales entrenados por la DEA que pasan por pruebas de control de confianza. En el caso de México, las autoridades se han negado a que los comandantes sean sometidos a pruebas con el mismo rigor.

Comentarios