Piden menos crédito por el alza en tasas

103
creditos

JESSIKA BECERRA /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

En septiembre de 2017, el saldo del crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa de 5.5 por ciento.
Esa cifra significó una reducción de un punto porcentual por debajo de la tasa observada el mes previo y de 3.4 puntos porcentuales por debajo de la registrada en septiembre de 2016, destacó un análisis de BBVA Research.
La institución financiera atribuyó esa reducción al alza de las tasas de interés y el incremento de la inflación, un argumento similar al de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) en su último reporte de la banca, en el apartado de México.
“La moderación en el crédito a empresas pudiera ser reflejo del menor crecimiento que prevalece en algunos sectores de actividad económica como el sector servicios y la construcción, así como por el incremento pausado de las tasas de interés” mencionó BBVA Research.
“Esto último refleja las acciones de política monetaria implementadas por el Banco Central para mantener ancladas las expectativas de inflación”, agregó.
Incluso, comentó que el monto de originación de hipotecas otorgadas por la banca comercial, entre enero y septiembre de 2017, disminuyó 7.3 por ciento en términos reales, respecto al mismo periodo de 2016.
“La combinación entre un menor ritmo de generación de empleo en los segmentos de trabajadores con ingresos mayores a cinco salarios mínimos y el incremento de las tasas de interés hipotecarias generaron incertidumbre durante la primera mitad del año”, apuntó la institución financiera.
Por su parte, la Felaban señaló el aumento de la inflación.
“En México el crédito ha perdido dinamismo dada una menor actividad económica, un aumento de la inflación y los efectos de la elevación de las tasas de interés de intervención por parte del Banco Central de México, como parte de la política antiinflacionaria”, mencionó.
Sin embargo, BBVA Research apuntó que el financiamiento para vivienda nueva se mantiene como el principal producto de crédito y representa al tercer trimestre 62 por ciento del total, mientras que la vivienda usada participó con el 19.8 por ciento.
“Si bien esperamos que en 2017 la contracción del financiamiento hipotecario será visible en la mayor parte del país; a nivel regional, la Ciudad de México, Quintana Roo, Querétaro y otros estados del Bajío registrarán crecimientos en la actividad del sector, ligados al dinamismo de su actividad económica”, comentaron los analistas de BBVA Research, Carlos Serrano, Javier Amador y Fernando Balbuena.

Comentarios